Tres novedades culinarias para este verano

El restaurante Txuleta oferta el singular jamón de chuleta, su nuevo plato de merlucines con gambas, así como caviar producido en Euskal Herria

Domingo, 29 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Txuleta de la Parte Vieja de Donostia disfruta innovando y ofreciendo siempre nuevas creaciones gastronómicas. Este verano ha incorporado ni más ni menos que tres sorprendentes novedades. Se trata, concretamente, del jamón de chuleta, merlucines con gambas y caviar vasco.

El primero de ellos, el jamón de chuleta, es un producto muy innovador por sus peculiares características así como por su modo de elaboración. A camino entre jamón de jabugo y una chuleta, no deja indiferente a nadie. “Le llamamos jamón de chuleta, porque se come igual que el jamón, cortado en finas lonchas. Es una súper cecina o un buen jamón, pero elaborado con carne de chuleta;una especie de trampantojo. Exactamente es la parte del lomo bajo de la vaca de raza Rubia Gallega, curada en una cámara especial durante 50 días y reposada en cámara durante dos semanas. ¿Su toque? Estar sazonado con ocho especias diferentes. Es otra forma de disfrutar de la chuleta, que es nuestro emblema por antonomasia”, explica contento Ander Esarte, cocinero y responsable del restaurante.

La segunda de las novedades es su nueva creación culinaria: merlucines con gambas. En palabras de Marian Garmendia, socia de Esarte y responsable de Sala, “Es un plato que se disfruta mucho en el restaurante Txistu de Madrid, del tío de Ander, Ábrego. Trabajamos junto a él los dos del año 2000 a 2007 y salía muchísimo entonces. Su tío falleció hace unos años y nos ha parecido una buena forma de homenajearle, incorporar este plato que tanto éxito tenía en su restaurante”. Una creación “ideal y cómoda” para picar y compartir, para disfrutar del pescado de otra forma. “Es perfecto para degustar algo de pescado antes de comer una chuleta”, añade Garmendia. En barra, además, está teniendo “gran aceptación”.

La última de las novedades, incorporada hace escasamente un mes, es caviar elaborado en Euskal Herria. “Nos lo trajo para probar nuestro amigo Asier Auje y fue toda una novedad, ya que era un producto desconocido para nosotros. Hicimos una cata con él, nos encantó y, además, es un producto vasco, local. La gente que lo prueba, repite”, relata Esarte. Lo ofrecen en sala para comer o cenar así como en su vitrina de productos selectos para llevar a casa.

Novedades anualmente El restaurante donostiarra se encuentra continuamente en movimiento. De hecho, el pasado año incorporó su exitoso plato que fue todo un boom en el mundo culinario guipuzcoano. Se trata, concretamente, del entrecot de atún fileteado con ajitos. “Ha sido increíble la acogida que tuvo y lo hemos mantenido;ya es un fijo de nuestra carta”, explica Garmendia.

El pescado llega directamente desde el sur de España a nuestro plato en el corazón de la Parte Vieja donostiarra: “El atún ha sido capturado dentro del cupo que el comité científico internacional ha definido como sostenible. Esto lo sabemos porque cada pieza, de la empresa Balfegó Grup, llega debidamente etiquetada con sus correspondientes datos y códigos de trazabilidad. Además, con el plato entregamos al cliente dicho certificado para que se pueda informar de todo ello a través de un sistema de sms o un código QR que se aporta en él”, relata con detalle Esarte.

Pero no han sido estas las únicas novedades del Txuleta, ya que anteriormente, en 2015, en concreto, colocaron su famosa vitrina con sus productos más selectos para llevar a casa: chuleta, entrecot, solomillo, chistorra, anchoas, pimientos… Todo un éxito, ya que muchas veces se quedan sin existencias;“y eso que se repone semanalmente”, añaden. - N.G.