trafico

Biriatu afronta hoy uno de los días con más tráfico del año

La Diputación espera que este fin de semana pasen por este punto unos 160.000 vehículos

Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Ante las complicaciones de circulación que puede registrar Biriatu entre hoy y mañana, la agencia foral que gestiona la AP-8 y la AP-1 en sus tramos guipuzcoanos, Bidegi, advirtió de posibles retenciones entre Irun y Donibane Lohizune. Además de ser uno de los días con mayor circulación por nuestras carreteras con motivo de la Operación Salida, tanto la contrarreloj del Tour que se celebra hoy entre Senpere y Ezpeleta, como las fiestas de Baiona atraerán a miles de personas desde Hegoalde.

La celebración de la penúltima etapa de la ronda ciclista gala puede provocar que el tramo de la autopista gala A-63 entre Biriatu y Donibane Lohizune se vea afectado por el cierre de las carreteras secundarias que conformarán el circuito por donde discurrirá la prueba ciclista.

Según explicó la sociedad foral guipuzcoana, las posibles retenciones pueden incidir en los tráficos de la AP-8, especialmente en sentido Baiona, dado que coincide con la operación salida. En total, más de 160.000 vehículos atravesarán el peaje de Biriatu entre ayer y mañana, según las estimaciones de Bidegi, la agencia foral encargada de gestionar las autopistas AP-8 y AP-1 en su tramo guipuzcoano, donde confluyen un número importante de los tránsitos de entrada y salida de la península por carretera.

Según los cálculos de Bidegi, la mayoría de estos vehículos, en concreto 111.200, entrarán en nuestro país desde el Estado francés, mientras que el resto, 49.200, circularán en sentido contrario, en dirección a Iparralde.

El primer día de mayor afluencia se llegaron a registrar algo más de dos kilómetros de retención en Biriatu, mientras que peor parte se llevaron en otros puntos de acceso y salida a la CAV: nueve kilómetros desde Santurtzi en sentido Cantabria y cerca de siete en la autovía A-1, en Armiñón (Araba), en sentido Madrid, mientras en el enlace de la N-622 con la A-1, en Gasteiz, sentido Madrid, llegaron a los tres kilómetros.

Previsiblemente, el día de mayor tráfico será hoy, cuando se espera un movimiento de 58.300 vehículos en ambos sentidos, aunque las jornadas del 30 y el 31 de julio -los próximos lunes y martes- también habrá un movimiento considerable de vehículos con un paso estimado de otros 88.400 automóviles por el peaje de la muga.

Refuerzos Por estos motivos, Bidegi anunció ayer en una nota que reforzará el dispositivo para mantener abiertas las trece cabinas del peaje de Irun durante estos días, ocho de las cuales atenderán al tráfico procedente de Hendaia y cinco, al que se dirija en el sentido contrario.

Todas las cabinas contarán con personal para “agilizar el paso, resolver al momento cualquier eventualidad y evitar, en la medida de lo posible, los tiempos de espera que se puedan generar”, mientras que los pasos estarán habilitados para aceptar el pago mediante el dispositivo Abiatu, tarjetas de crédito y débito, en metálico o con los sistemas de Vía T. Asimismo, también se reforzará el peaje troncal de Zarautz.

Igualmente, se han instalado dos paneles informativos entre Behobia y el peaje de Irun, en sentido hacia Donostia, en euskera, castellano, francés e inglés, informando de la tarifa correspondiente, a fin de que el usuario que decida abonar en metálico pueda tener preparado el importe exacto.

Además, la tarifa se redondeará a la baja, pasando de 2,52 euros a 2,50 a fin de facilitar los cambios y agilizar los tránsitos. Una tasa que estará en vigor hasta el 2 de septiembre.

Este año, en el enlace de la AP-8 con la AP-1 en Maltzaga los vehículos que circulen tanto en dirección Bilbao como Algeciras dispondrán de doble carril en cada dirección, donde cuentan con nueva señalización, después de que Bidegi haya invertido más de tres millones de euros en la ampliación de la calzada de la AP-8 en una longitud de 380 metros. - E.P./N.G.