gizartea

Baiona estrena su tasa festiva con discretas críticas y aplausos

Varios visitantes sacan su pase en una de las taquillas de acceso al recinto festivo.

Los visitantes que acudan a la fiesta hasta el lunes deberán abonar 8 euros

Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Baiona estrenó ayer su dispositivo de cobro para acceder al recinto festivo de las fiestas, por el que cualquier visitante mayor de 14 años deberá pagar ocho euros por el pase. La iniciativa, que no afecta ni a los vecinos de la capital labortana ni a los menores de 14 años, comenzó a aplicarse en diez puntos de acceso al centro neurálgico de Baiona a partir de las 10.00 horas y se prolongará hasta el lunes a las 2.00 horas.

Como si fuera la entrada de una discoteca o un gran festival, antes de cruzar el acceso hay que mostrar una pulsera (con hologramas detectables a través de rayos para evitar falsificaciones), que es la que, previo pago de ocho euros para todos los días, permite acceder a Baiona Ttipia.

Se trata de la primera ocasión que una ciudad de nuestro entorno aplica un sistema similar para sufragar parte del dinero destinado a sus fiestas emblemáticas. El pase, que consiste en una pulsera, deberá ser abonado una única vez en cualquiera de los puntos de acceso al recinto.

Uno de los principales problemas que presentó el sistema en sus primeras horas fue precisamente uno de los argumentos que arguyeron los tres vecinos que han llevado la medida a la Justicia, y que una vez no se adoptó suspender de manera cautelar, se resolverá en unos meses: la libertad de circulación para personas que pretenden acceder al recinto festivo por otros motivos.

La principal razón para poner en marcha este sistema es la de cubrir el incremento presupuestario en materia de seguridad. Según explicó hace unos meses el alcalde de la capital labortana y presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean René Etchegaray, la mayoría de los 2,1 millones de euros que costaron las fiestas de 2017 -que atraen a entre 850.000 y un millón de personas- sale de las arcas municipales.

El dispositivo, aplaudido entre quienes apuestan por la sostenibilidad económica y la seguridad frente a las aglomeraciones, permitió ayer requisar las botellas de vidrio, mientras se podía acceder con otro tipo de envases.

Atropellado Por otra parte, la noche del jueves al viernes, la segunda de fiestas, dejó un herido grave como consecuencia de un atropello en la autopista A-63. Este hombre, que con el propósito de reducir el trayecto caminaba por la calzada en la zona próxima a Ikea -entre Baiona e Irube-, presenta un pronóstico reservado. Ante esta situación, la Prefectura reclamó cautela y avisó de la gravedad de este tipo de conductas, que además del peligro que suponen, están fuertemente penadas.

En las primeras 48 horas de la fiesta, se practicaron 591 pruebas de alcoholemia, de las que 20 dieron positivo, y 157 personas precisaron de atención sanitaria, entre ellas, 12 menores. La mayoría (90) por diversos traumatismos, y otras 37, por intoxicación etílica grave. - N.G.

Secciones