jazzaldia

Revulsivo húmedo

El sexteto R+R=Now presentó en la plaza de la Trinidad su único disco, ‘Collagically Speaking’.

el sexteto r+r=now, liderado por el pianista robert glasper, ofreció un concierto en la trinidad en el que reinó la improvisación

Un reportaje de Harri Fernández. Fotografía Javi Colmenero - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Hay ocasiones en las que la climatología puede arruinar un concierto. En el Jazzaldia ha ocurrido en muchas ocasiones que los espectáculos hayan tenido que ser suspendidos debido a un temporal. El caso del jueves en la plaza de la Trinidad con R+R=Now fue paradigmático porque la nube de lluvia que hizo acto de presencia a medianoche sirvió más de catarsis para la plaza que de motivo de fuga -que también-.

R+R=Now subió al escenario con unos 20 minutos de retraso sobre la hora prevista (22.30) después del concierto del británico Jacob Collier. Se trata de un sexteto liderado por el pianista Robert Glasper y que tiene una duración limitada. Una vez terminado, no volverán a juntarse. Fue el pianista quien al inicio del espectáculo se dirigió a su público para presentar a cada miembro del conjunto, todos jóvenes pero reputados instrumentistas.

A la izquierda del pianista, que contó con una posición privilegiada como líder del proyecto -y con una iluminación destacada- en el escenario, se encontraban Derrick Hodge (bajo), Justin Tyson (batería), Tylor McFerrin (en los sintetizadores), Terrence Martin (saxo) y Christian Scott (trompeta).

Tras presentar al conjunto detalló en qué consistiría el espectáculo: se iniciaría con una versión de Herbie Hancock con la que el conjunto ya tiene cierta experiencia. No en vano, Martin, que además de saxofonista es productor de raperos como Kendrick Lamar, participó en la pasada edición del Jazzaldia como miembro del quinteto con el que vino Hancock.

Inmediatamente después arrancaron con By Design, tema de su único disco como sexteto, Collagically Speaking, un álbum notablemente influenciado por la situación política actual. Y es que el nombre de la agrupación R+R=Now es también una reflexión por la actualidad. Su origen se encuentra en una frase de Nina Simone. La idea le vino a Glasper cuando produjo la música para el documental What Happened, Miss Simone? En dicho documental la cantante afirma que el deber de un artista “es el de reflejar las épocas”. De ahí, Glasper sumó las palabras reflect (reflejar) y respond (contestar) da como resultado now (ahora).

El primer segmento del concierto, con una actuación instrumental ininterrumpida, tuvo una duración de media hora -el público comenzó a desalojar la Trini,poco a poco, a los 15 minutos del inicio-, y destacó el solo de trompeta de Scott. Fue el primero pero noel único, durante el último tercio Hodge ofreció un solo de bajo, en un espectáculo donde junto a los temas propios -como Colors in the Dark o Change of Tone-reinaron las largas improvisaciones.

No hubo únicamente solos de instrumentos, también bucales. En el inicio del segundo segmento, el hijo de Bobby McFerrin ofreció un espectáculo de beatboxing como pocas veces se habrán visto en la Trini, que provocó las alabanzas del público de la plaza.

la inflexión Hacia la medianoche, cuando R+R=Now llevaba en torno a hora y cuarto sobre el escenario, comenzó a llover. Fue entonces cuando el goteo se convirtió en algo más y parte del público aceleró su salida del espacio, antes de que acabase el concierto, ante la atónita mirada del pianista, que no pudo hacer otra cosa que reír.

No obstante, este mismo hecho sirvió para la otra parte del público, la mayoría, que decidió quedarse. Muchos de los asistentes se calzaron chubasqueros verdes y comenzaron a aplaudir para mostrar su apoyo al grupo. E, incluso, se levantaron de sus asientos y marcharon hacia las primeras filas para permanecer de esa manera hasta el final del espectáculo.

Este concluyó con un juego que puso en valor todavía más la presencia del público que decidió quedarse. El grupo solicitó a la audiencia que repitiese lo que se cantaba desde el escenario. La situación se acabó convirtiendo en una competición entre la grada junto a la ladera de Urgull y los que se encontraban en pista. Todo gracias a una nube.

Secciones