Uzturre invita a darse un baño a su vera

Los jóvenes del campo de trabajo de Tolosa recuperan una zona de baños naturales, un merendero y la estructura de un caserío en una de las laderas

Reportaje y fotografía de Marta San Sebastián - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Los campos de trabajo que estos últimos años se están desarrollando en Tolosa han puesto el foco en la zona de la antigua Misericordia, en una de las laderas de Uzturre. Gracias al trabajo de un grupo de jóvenes llegados desde diferentes puntos del territorio estatal se están recuperando los baños, la zona de descanso y la estructura del casería San Ignacio, un conjunto patrimonial que el Ayuntamiento quiere poner en valor. Con el fin de darlo a conocer a la ciudadanía se está preparando una fiesta de inauguración que tendrá lugar en septiembre.

Tras señalizar el paseo y rehabilitar el viejo pozo para baños, este verano el trabajo se está centrando en abrir un camino hasta otro pozo y un manantial un poco más abajo hallados por el tolosarra Iñaki Alonso, del Grupo de Montaña Amaroz. Aunque desconocida para el gran público, cada vez son más los que eligen esta ruta de montaña y no desaprovechan la ocasión de darse un chapuzón en este pozo que, aseguran, depura el alma.

Este año los participantes del campo de trabajo también se están empleando a fondo para recuperar la zona de descanso y la estructura del viejo caserío San Ignacio.

El concejal de Medio Ambiente, Patxi Amantegi, destacó ayer en la visita a la zona que es necesario continuar con el trabajo en esta zona. “Los campos de trabajo que organiza el Gobierno Vasco suponen un proyecto muy interesante para nosotros. Hay elementos de gran interés en la zona y seguiremos completando este conjunto natural e histórico, que es un tesoro para los tolosarras”, explicó el concejal.

Este año 16 jóvenes llegados desde Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Valencia, Cataluña, Extremadura y Aragón. “Hemos limpiado la poza, porque se usa a diario como zona de baño y recreo, y también hemos allanado el camino hacia la nueva zona de baños que se ha encontrado. Hay mucha motivación, porque con el trabajo vamos viendo resultados”, explicó el coordinador del grupo, Sergio Calvo. Para el barcelonés Víctor Ramón es la segunda vez que participa en un campo de trabajo. “Me apetecía venir a Euskadi, me gusta el trabajo que estamos haciendo y la gente, que es muy abierta”, reconocía.