Un acelerador lineal tratará a 500 pacientes oncológicos al año

El equipo, instalado en el Hospital Donostia, reducirá los efectos secundarios de los enfermos

Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Hospital Universitario Donostia ha instalado el primer acelerador lineal de última generación para el tratamiento oncológico de los cinco previstos en el acuerdo con la Fundación Amancio Ortega que podrá tratar a 500 pacientes anualmente. El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el consejero vasco de Salud, Jon Darpón, visitaron ayer este equipamiento para radioterapia.

En la visita Darpón recordó que el acuerdo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega se firmó en abril del año pasado y supone una inversión de 14.700.000 euros destinados a mejorar el equipamiento de la sanidad pública vasca para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas.

Urkullu se reunió con los profesionales del servicio de Oncología Radioterápica, quienes le explicaron las ventajas del nuevo acelerador y sus implicaciones en el tratamiento de enfermedades oncológicas.

Tras el encuentro, Urkullu reiteró el “compromiso” de su Ejecutivo con “una apuesta firme con la prevención y la detección precoz” y, como ejemplos, citó la puesta en marcha del programa piloto de cribado poblacional de cáncer de cérvix que se extenderá a toda Euskadi en el próximo año o el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023, “que define los ámbitos de actuación en atención oncológica con el objetivo de mejorar la supervivencia al cáncer”.

“La detección precoz a través de la implantación de los programas de cribado de cáncer de mama, colon y cérvix siguen constituyendo una de las prioridades del Departamento de Salud y de Osakidetza”, reiteró. En este sentido, señaló que estas actuaciones “han aumentado las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas con enfermedades oncológicas que siguen siendo la principal causa de muerte en Euskadi”.

En cuanto al nuevo acelerador lineal incorporado al Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Donostia destacó que, frente a los aceleradores convencionales, es “una versátil plataforma integrada de Radioterapia y Radiocirugía guiada por imagen, que puede tratar tumores y tejidos en movimiento con unos niveles de precisión y velocidad sin precedentes”.

“Este acelerador al servicio del tratamiento de enfermedades oncológicas podrá tratar 500 pacientes al año”, apuntó. Además, aseguró que éste es “el acelerador lineal más preciso, fiable y completo que existe en la actualidad y aporta un concepto novedoso, la Radioterapia Mínimamente Invasiva”.

Al respecto, explicó que el nuevo equipo permitirá reducir los efectos secundarios a los pacientes y llevar a cabo las técnicas de tratamiento de Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) o de Arcoterapia Volumétrica Modulada (V-MAT y Rapid Arc), Radiocirugía cerebral, Radioterapia Estereotáxica Fraccionada Extracraneal (SBRT), Radioterapia Guiada por Imagen (IGRT) mediante sistemas robotizados y radioterapia adaptativa, “de forma más precisa y segura”.

nuevas opciones Urkullu aseveró que “este avance tecnológico abrirá un amplio abanico de nuevas opciones terapéuticas en el paciente oncológico con enfermedad localizada o oligometastásica, alcanzando unos elevados índices de control local con mínima morbilidad”.

El lehendakari añadió que esta nueva adquisición se enmarca en “un proceso continuo de renovación y actualización de los equipos de Osakidetza con el objetivo de mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes oncológicos”.

Al nuevo acelerador del Hospital Donostia le seguirán otros cuatro aceleradores lineales para radioterapia que se instalarán, también en los Hospitales Universitarios de Cruces, Basurto y Txagorritxu y un mamógrafo digital para el programa de screening de cáncer de mama. - E.P.