El fondo británico Zegona ya puede vender Euskaltel

El segundo mayor accionista puede desde hoy enajenar libremente un tercio del 15% que controla

Xabier Aja - Viernes, 27 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El operador telefónico vasco Euskaltel se abre a partir de hoy a un nuevo escenario al finalizar el plazo que impedía al segundo mayor accionista de la compañía, la firma británica Zegona, pone a la venta sus acciones libremente en el mercado.

Con motivo de la adquisición por parte de Euskaltel del operador asturiano Telecable el pasado año 2017 por 686 millones de euros, incluyendo deuda neta de 245 millones, el operador vasco abonó a Zegona 186,5 millones de euros en efectivo más 26,8 millones de acciones ordinarias de nueva emisión de Euskaltel, a un precio de 9,5 euros por acción, lo que representa el 15% del capital de la compañía presidida por Alberto García Erauzkin.

El acuerdo incluía varios compromisos, entre ellos, uno de lock-up por el que Zegona tenía limitada la venta de dicho paquete accionarial durante un cierto periodo de tiempo.

Pues bien, a partir de hoy, según fuentes del Euskaltel, el fondo británico puede transmitir sus acciones al que considere oportuno. Hasta ahora, el compromiso de lock-up permitía a Zegona transmitir sus acciones de Euskaltel directamente a sus propios socios, con alguna limitación. Desde hoy, el fondo británico puede vender un tercio de su participación, el 5% del capital, en la firma vasca, ya que el compromiso incluía la posibilidad de transmitir el 33% de las acciones a los 12, 18 y 24 meses del cierre de la operación de Telecable. El problema es que la operación se cerró a un valor de 9,5 euros por acción y ayer los títulos de Euskaltel, pese al alza del 17% este año, cerraron a 8,01 euros.

La firma británica, según explicó en su junta de accionistas, no está satisfecha con la evolución bursátil de Euskaltel, ni con la gestión de la compañía vasca en un operador con tres marcas, Euskaltel, R y Telecable. Una solución podría pasar por su salida vendiendo su parte a un fondo de capital riesgo aunque este tipo de operación precisaría del visto bueno del primer accionista de Euskaltel, Kutxabank, o la colocación de las acciones. En todo caso, a medio plazo, Euskaltel, que hoy presenta resultados, moverá ficha en el proceso de consolidación del sector en el Estado.