Sánchez busca cómo sortear el veto del Senado al techo de gasto

Consciente de la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta, persigue un resquicio para que decida el Congreso

Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

madrid - La vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, aseguró ayer que el Ejecutivo de Pedro Sánchez encontrará “soluciones” a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera que impide que los objetivos de déficit y deuda pública puedan tener una última votación en el Congreso de los Diputados si son rechazados en el Senado. Calvo se refirió a la decisión del PP de tumbar en el Senado gracias a su mayoría absoluta la nueva senda de consolidación fiscal aprobada por el Ejecutivo socialista, lo que supondría volver a los objetivos anteriores, más restrictivos.

La vicepresidenta recordó que el Congreso puede levantar el veto de todas las leyes que son rechazadas en la Cámara Alta y dijo que habrá que encontrar “soluciones, porque no es fácil de entender”. “Todas las leyes que se vetan en el Senado vienen al Congreso y se pueden levantar. No tiene sentido que el Senado vete al Congreso, que es la Cámara donde se inviste a un presidente del Gobierno y donde está la votación definitiva de la Ley de Presupuestos Generales del Estado”, recalcó.

Calvo no desveló si el Ejecutivo modificará la Ley de Estabilidad Presupuestaria que señala que “si el Congreso o el Senado rechazan los objetivos, el Gobierno, en el plazo máximo de un mes, remitirá un nuevo acuerdo que se someterá al mismo procedimiento”. Sin embargo, un informe de la Abogacía del Estado incide en que el Ejecutivo debería volver a la senda de corrección anterior, en este caso la aprobada por las Cortes durante el Gobierno de Mariano Rajoy. PDeCAT, ERC, Unidos Podemos y Nueva Canarias criticaron que la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada en 2012 por el Ejecutivo del PP haya dado un “cerrojazo” en el Senado, como calificó la formación morada. Los nacionalistas catalanes y republicanos así como el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, se mostraron partidarios de modificar esta norma, tanto en su procedimiento parlamentario como para relajar la regla de gasto con el fin de que los ayuntamientos y autonomías con superávit puedan invertir su remanente. - Efe