Cartas a la Dirección

Orio, sus poscomunicaciones

LUIS CISNEROS PÉREZ - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Desde el siglo pasado, casi desde su mitad, que ya ha llovido, se viene hablando de la necesidad de que la carretera nacional 634 deje de dividir la villa de Orio en dos mitades. Desde entonces se han hecho muchos intentos, casi tantos como décadas. En la década 1990 pareció que iba a ser definitiva, pero misteriosamente, con todo preparado, desapareció de las obras a realizar de la Excma. Diputación. Ya se sabe la falta de liquidez y unos intereses oscuros y que alguien conoce. Hay dinero para Deskarga, para el metro, para la Y. En fin, para cosas necesarias que nadie usa.

Por nuestro Ayuntamiento han pasado franquistas y nacionalistas de todos los orígenes y la 634 tan pimpante por el medio del pueblo. Esto nos lleva a la siguiente conclusión: la postdemocracia no funciona.

¡Ojo!, la democracia no es solo ir a votar una lista de unas siglas y después exigir a estos elegidos el cumplir y cuando no lo hacen a participar y a presionar, no es solo votar hay que mojarse si se quiere pescar.

Y si esto no queda claro, Orio tiene tres hermosas rotondas que pueden hacer dar vuelta a quien intenta pasar. Es una opción, por ejemplo.

Veremos cómo el dinero aparece. El último caso es el de los viejos, perdón de los mayores, aunque seamos cada vez más pequeños.

En la modorra de la siesta, una serpiente de verano.

Secciones