ORDIZIA

Simon tiene el poder

Robert Power y Simon Yates alzan los brazos, ayer en la meta de Ordizia.

El británico Yates (Mitchelton Scott), ganador en 2016, vuelve a dominar, pero esta vez cede el triunfo a su compañero Robert Power

Marco Rodrigo Javi Colmenero - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

ordizia - Si la tiranía del calendario World Tour ya somete por sí misma a pruebas de intachable trayectoria como es la Clásica de Ordizia, qué decir de una edición que ha coincidido en el calendario con un Tour de Francia aún en disputa. Uno echa un vistazo a la lista de dorsales y los ojos se van solos a los dos equipos de la máxima categoría, Mitchelton Scott y Movistar. Y si alinean a Simon Yates, llaman más la atención los australianos, como resulta lógico. La cita de ayer dibujaba un panorama previo que terminó por cumplirse al dedillo hasta los 50 metros finales. Aunque lo que sucedió entonces también atiende a la lógica.

Dos maillots negros y amarillos del Mitchelton encararon en solitario la última recta. Y el propio Simon Yates, ganador de la prueba hace dos años, cedió la victoria al joven australiano Robert Power (1995). En un futuro, el palmarés de la carrera ordiziarra podrá presumir de desenlace. Porque Simon, un ciclista que hasta la penúltima etapa del pasado Giro parecía destinado a terminar de rosa en Roma, pertenece a la elite mundial ciclista. Pero no resulta descabellado pensar que Power pueda acercarse a ella más pronto que tarde. En Ordizia estrenó su casillero de victorias profesionales, ese que permanecía inmaculado por culpa, quizás, de su temprano salto. En 2014, con solo 19 años, fue segundo del Tour del Porvenir, únicamente superado en la general por Miguel Ángel López, el actual colombiano del Astana. Ayer, mientras, sonrió levantando los brazos en una línea de meta que hace doce meses cruzó quinto.

batallador jon irisarri El de dos compañeros terminando la prueba en cabeza y al unísono fue el desenlace de una carrera de desarrollo inusual. La fuga se peleó y mucho, hasta el punto de que cuesta discernir si el grupo que finalmente logró formar la escapada, más que una avanzadilla, era el pelotón de los elegidos. Ocurrió más bien lo segundo si tenemos en cuenta que en el grupo se filtró el propio Simon Yates. También el que fuera a la postre vencedor, Power.

Y una veintena más de corredores, entre ellos el local Jon Irisarri (vencedor de los sprints especiales y primer vasco en meta al concluir en la undécima posición) o el ciclista del Euskadi Murias Fernando Barceló (ganador de las metas volantes y primer sub’ 23 en meta). En la última ascensión a Abaltzisketa, Power lanzó el ataque decisivo. Una vez que abrió hueco, se le unió Simon Yates para acompañarle hasta la llegada y escenificar el dominio del Mitchelton Scott, que fue total ayer en Ordizia.

clásica de ordizia

Clasificación final

1. Robert Power (MTS) 3h42:36

2. Simon Yates (MTS) m.t.

3. Krists Neilandts (ICA) a 37

4. Fernando Barceló (Murias) m.t.

5. Antonio Pedrero (Movistar) m.t.

6. J.A. López Cozar (EUK) a 41

7. Diego Rubio (BBH) a 2:37

8. N. Mihaylov (DMP) a 2:37

9. Rubén Plaza (ICA) a 2:37

10. A. Gebremedhin (ICA) a 2:37

11. Jon Irisarri (CAJ) a 2:37

Secciones