Las acusaciones particular y populares estudian recurrir la decisión

La víctima, el Gobierno foral y el Ayuntamiento de Pamplona ven riesgo de fuga en el intento de renovar el pasaporte

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Iruñea - Las acusaciones particular, ejercida por la víctima, y popular, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno foral, están estudiando recurrir el auto por el que la Audiencia de Navarra ha decidido mantener en libertad provisional al guardia civil y miembro de La Manada Antonio Manuel Guerrero, pese a su intento de renovar el pasaporte.

Sobre el auto, que puede ser recurrido mediante recurso de súplica ante el mismo tribunal que lo ha dejado en libertad en el plazo de tres días hábiles, la representación letrada de la víctima señaló ayer que todavía no han tenido tiempo para analizar en profundidad el auto, si bien apuntó que sí barajan presentar el recurso.

Asimismo, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Nafarroa, Ana Ollo, afirmó que el Ejecutivo “no comparte” el auto de la Audiencia y avanzó que se encuentra ya trabajando en un posible recurso. Además, subrayó que “el Gobierno ha defendido en los tribunales” que Antonio Manuel Guerrero tenía “un importante riesgo de fuga”. “Entendíamos que, al tratar de renovar el pasaporte, había quebrado una de las condiciones por las que había sido puesto en libertad provisional hasta la resolución definitiva”, explicó.

Asimismo, destacó que no comparten autos “que permiten que los acusados estén en libertad condicional hasta que se resuelvan los recursos”. “Como Gobierno, nos sorprenden este tipo de decisiones que, desde luego, no son compartidas por la ciudadanía”, afirmó Ollo.

En la misma línea, el Ayuntamiento de Iruñea recurrirá el auto e insistió en que “el riesgo de fuga se había confirmado”, señalando que “era inexplicable el comportamiento de esta persona si no era para preparar su fuga”. “Llama la atención la celeridad con la que actuó para obtener el pasaporte, así como que no supiera, antes de llegar a su vivienda, que no tenía su pasaporte o que podía estar caducado”, valoró el Consistorio, que consideró “llamativo” que “no hubiese consultado al tribunal, ni dicho nada en la oficina en la que se expiden los pasaportes sobre su situación personal”. - N.G.

Jesús pérez, abogado