Irun comprime el calendario de la comisión de investigación

Ayer no comparecieron los técnicos municipales y la siguiente sesión será el 3 de septiembre

Xabier Sagarzazu - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

irun - La comisión de investigación del Ayuntamiento de Irun sobre el ámbito urbanístico de Korrokoitz y la polémica desatada por las acusaciones del alcalde José Antonio Santano (PSE) hacia el entonces concejal de Urbanismo Xabier Iridoy (PNV) a finales de enero pasado va a comprimir y acortar su calendario de trabajo.

Ayer, en la cuarta sesión de este órgano político, estaban llamados a comparecer cuatro técnicos del área de Urbanismo y la Secretaria General del Ayuntamiento, quienes, según detalló el secretario de la comisión, habían rechazado acudir a declarar “por no considerarlo adecuado” y por “la conveniencia de abstenerse” de participar. Estos técnicos no estaban legalmente obligados a comparecer en este órgano.

Todos los grupos políticos (PSE, PNV, Sí Se Puede Irun-Podemos, EH Bildu y Partido Popular) mostraron su “respeto y comprensión” por esta decisión de las personas llamadas a declarar y presentaron, en algunos casos, peticiones de documentación o informes técnicos que se analizarán en las próximas sesiones, como las realizadas por el PSE en torno a la relación de una empresa promotora con el ámbito de Korrokoitz y las de Sí Se Puede sobre aspectos a aclarar tras la comparecencia Xabier Iridoy, el pasado día 9 de este mes de julio.

tres en una Visto lo ocurrido con las comparecencias programadas para ayer, a propuesta de Sí Se Puede Irun y con el voto favorable también de EH Bildu y PNV, la comisión aprobó comprimir su calendario de trabajo, fijando en la próxima sesión, del 3 de septiembre, las comparecencias de los técnicos de la parte privada del ámbito de Korrokoitz, prevista para esa misma jornada, la de los ediles de la corporación que estaban llamados a declarar el 18 de septiembre y la comparecencia final del propio Santano, prevista para el 3 de octubre y previa al debate del informe de conclusiones que, de momento, está fijado para el 18 de octubre.

David Soto (SPI) explicó que el objetivo de este cambio del calendario era “aligerar el trabajo pendiente ante la previsión de que los técnicos de la propiedad de Korrokoitz opten también, igual que los municipales, por no comparecer en la comisión”.

Esta postura fue secundada por PNV y EH Bildu, mientras que el PSE, por boca de Cristina Laborda, acusó a SPI de “querer acelerar las cosas en una comisión para la que, ahora se demuestra otra vez, tienen ya fijadas las conclusiones desde el principio”, una comisión “muy poco seria, en la que ni ellos respetan las normas fijadas para el funcionamiento” y cuyo objetivo “era y es atacar y desgastar al alcalde José Antonio Santano”.

Desde el PP, que también votó en contra del nuevo calendario, Juana de Bengoechea dijo no comprender “a qué vienen ahora estas prisas” y señaló que “está por ver si esto se va a cumplir”, adelantando también que su grupo va a pedir “una segunda comparecencia de Xabier Iridoy, al que cabe hacerle nuevas preguntas” a raíz de la documentación que los grupos han estudiado después de la comparecencia del edil jeltzale, que tuvo lugar el día 9 de julio.

Antes del cambio de calendario, se aprobó la petición de nueva documentación. El PNV dejó sobre la mesa una batería de preguntas dirigidas al alcalde Santano para que este contestara por escrito, muy duramente criticadas por el PSE al ser “el propio Xabier Iridoy, en una falta de ética absoluta, quien firma la petición”.

El también jeltzale José Enrique Corchón señaló que “lo grave no es quién firma esas preguntas sino si Santano las va a contestar de verdad o volverá a escudarse en la libertad de expresión para justificar el haber puesto en duda, sin que haya aportado prueba alguna hasta ahora, el trabajo y la honradez de Xabier Iridoy”.