Susana Díaz firma la paz con Sánchez

El presidente español, Pedro Sánchez, con la líder andaluza, Susana Díaz, en La Moncloa. (efe)

La presidenta andaluza reconduce su rivalidad tras conseguir 500 millones por el déficit y entregas a cuenta

Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - En este tiempo de deshielo entre el Gobierno español y Catalunya, el presidente Sánchez también está buscando la concordia de puertas adentro y ayer escenificó su armisticio con su principal rival dentro del PSOE: la poderosa baronesa andaluza, Susana Díaz, su adversaria en las primarias y enemiga declarada de su concepto de la España plurinacional. La presidenta de Andalucía se reunió ayer con Sánchez en La Moncloa dentro de la ronda de contactos del presidente español, y pudo escenificar en ese marco su deshielo. Aunque el líder del PSOE ha aplazado la reforma de la financiación autonómica, Díaz dio por bueno su compromiso con la relajación de las metas de déficit y opinó que está dando “oxígeno” a los territorios. Los críticos con Sánchez permanecen agazapados tras su contundente victoria en las primarias y, sobre todo, tras su acceso a La Moncloa. Esta calma interna se mantendrá, como mínimo, hasta las próximas elecciones a la espera de ver los resultados de Sánchez.

Díaz ensalzó ayer la sensibilidad de Sánchez frente a la actitud de Rajoy, que tenía “buenas palabras, pero resultados, ninguno”, a diferencia de la cita de ayer, que le pareció productiva. Mencionó las dos décimas de ampliación del déficit, que suponen 350 millones de euros para Andalucía, a los que sumó otros 150 millones por la liquidación de entregas a cuenta. Esos 500 millones, junto a la salida de la comunidad a los mercados y el compromiso contraído por Sánchez de respetar en los presupuestos de 2019 el estatuto de autonomía andaluz en lo relativo a inversiones, serían una muestra del deshielo. - N.G.

Secciones