política pnitenciaria

El colectivo de presos de ETA expresa su disposición a reconocer el daño causado

Joseba Azkarraga, portavoz de la red ciudadana Sare. (JOSU CHAVARRI)

Los reclusos, esperanzados aunque con "lógica prudencia" por los cambios en política penitenciaria

El Foro Social para impulsar el proceso de paz en el País Vasco ha asegurado hoy que el colectivo de presos de ETA le ha manifestado "su absoluta y sincera disposición de aportar" en el reconocimiento del daño causado y que los reclusos de ETA están esperanzados aunque con "lógica prudencia" por los cambios anunciados en política penitenciaria.

EFE - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 14:35h.

BILBAO. En comparecencia ante los medios de comunicación, representantes de colectivos que conforman el Foro Social han explicado que el pasado sábado se reunieron en la cárcel de Albolote en Granada con la representante del colectivo de presos EPPK Ainhoa Mujika Goñi, después del encuentro que ya mantuvieron con Juan Antonio Olarra Giridi en enero, en el marco de una ronda que conversaciones con agentes sociales e institucionales.

Según han concluido de esos encuentros, "las personas presas están esperanzadas con el nuevo escenario, aunque mantienen una lógica prudencia a la espera de que se concreten los pasos anunciados" por el Gobierno en relación al final de la dispersión.

"Lo portavoces del EPPK reiteraron su total disponibilidad a recorrer el camino dentro de la legalidad penitenciaria en una perspectiva final de excarcelación" y, comunicaron "su absoluta y sincera disposición a aportar" respecto al reconocimiento del daño causado.

Además, la representante del colectivo que agrupa a los presos de ETA les expresó su disponibilidad a colaborar con la "hoja de ruta" que se está elaborando para avanzar en la reintegración social de esos reclusos.

En la elaboración de esa hoja de ruta respecto a los presos, el Foro Social aboga por mantener el consenso institucional y social, "huir de esquemas de vencedores y vencidos" y escuchar a los propios reclusos, así como también ven "fundamental, que los cambios en política penitenciaria se hagan escuchando a las víctimas".

A juicio del Foro Social, "es preciso explicar a las víctimas esos cambios, escuchar sus opiniones, decirles que no se trata de ningún privilegio, sino de la aplicación estricta de la legislación en materia penitenciaria y que los beneficios previstos se ajustan a los aplicados a cualquier preso".

Joseba Azkarraga, representante de Sare, colectivo incluido dentro del Foro Social, ha valorado "aunque con cautela" la nueva etapa en política penitenciaria que ha anunciado el Gobierno, que "abre un espacio a la esperanza", si bien ha pedido que se cumpla la legalidad y se acerquen a todos los presos de ETA a sus lugares de residencia.

Ha coincidido con el presidente del Gobierno en que este asunto no se puede convertir en un arma arrojadiza en política ya que el final de la dispersión ayudará a avanzar en la normalización de la convivencia en la sociedad vasca, si bien ha analizado que la medida de acercar inicialmente a los presos de más de 70 años resulta insuficiente ya que solo afectaría a tres personas. 

Por ello, ha pedido que se extienda al resto de presos de la banda en cumplimiento de la normativa penitenciaria, al tiempo que ha demandado a la Administración de Justicia que haga una interpretación de la ley acorde a la demanda social y a los nuevos tiempos, tras la desaparición de ETA.  

El Foro Social se ha reunido con instituciones vascas y navarras para analizar la reintegración de las personas presas y huidas y plantear una "agenda urgente" respecto a ese colectivo que ayude a avanzar en la reconciliación y esperan poder reunirse también con los delegados del Gobierno en el País Vasco y en Navarra. 

Secciones