Cartas a la Dirección

La Iglesia católica en Nicaragua

Leonardo Aguinaga Alfonso - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Ante una sistemática visión anticlerical y crítica hacia la Iglesia católica en los medios de comunicación, por contraste queremos recordar el papel de mediación que el episcopado latinoamericano está llevando a cabo en países con graves conflictos como Venezuela y Nicaragua especialmente. En este país, donde el pasado abril la Iglesia católica aceptó actuar como mediadora ante el Gobierno sandinista, defendiendo al pueblo, facilitándoles apoyo espiritual y moral y medicinas y alimentos, acaba de renunciar a su papel por los recientes ataques y profanaciones de iglesias, golpeando a sacerdotes y religiosos y robándoles lo que habían recogido para distribuir entre la gente. Estas noticias muestran que la Iglesia está mucho más cerca del pueblo que muchos gobiernos que se autoproclamaron democráticos y son verdaderas dictaduras criminales bajo una capa inicial de populismo. Los paramilitares de Ortega han atacado los últimos días a religiosos y misioneros en la basílica de San Sebastián de Diriamba y después la iglesia de Santiago en Jinotepe, rompiendo bancos y robando las medicinas que guardaban para su reparto como puede verse en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=zjv2Cp1ddZ4.

Creo que esta información puede ofrecer otra visión muy distinta de la que estamos acostumbrados a escuchar en los medios de comunicación sobre la misión que la Iglesia católica desempeña en tantos países por estar cerca de cuantos sufren ofreciendo su mediación, apoyo y una llamada a la justicia y a la paz. Más de 350 muertos han causado ya los paramilitares criminales de Ortega, además de los numerosos heridos.

Secciones