Garantizando la calidad de vida de las personas con autismo

Una trabajadora del centro Artolamendi con un usuario, ayer por la mañana

para apoyar en verano a las personas que sufren este trastorno, el centro de día artolamendi de gautena en donostia abrirá sus puertas del 20 al 31 de agosto

Un reportaje de Gorka Martinez. Fotografía Gorka Estrada - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

En Gipuzkoa cinco de cada cien personas tienen alguna diversidad funcional. Una de ellas es el TEA (Trastorno del Espectro Autista) y en el territorio un total de 3.500 guipuzcoanos se encuentran en esa situación. Para cuidar a los que padecen este trastorno, Gautena (Asociación Guipuzcoana de Autismo ) cuenta con cuatro centros, tres en Donostia y uno en Errenteria, gracias al convenio que tiene firmado con la Diputación. Las cuatro instalaciones están abiertas durante todo el año, excepto en agosto, pero por primera vez, la Diputación y Gautena abrirán el centro de día Artolamendi, en el barrio donostiarra de Berio, del 20 de agosto al 31 del mismo mes, para poder ayudar y apoyar a las personas con autismo y a sus familias durante el verano.

“Artolamendi contará con 20 plazas durante esas dos semanas de agosto y estarán dirigidas a personas de entre 20 y 64 años”, explicó ayer el diputado general, Markel Olano, durante la visita que realizó por la mañana, junto a la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña;el vicepresidente de Gautena, Juan Felix Palacios;y la directora, Amaia Lopetegui. Olano añadió que la Diputación siempre ha estado “comprometida con las personas que tienen alguna discapacidad funcional” y, por ello, invierte “86.000 euros para ayudarles”.

En el edificio Artolamendi, que estará abierto en agosto de 9.00 a 15.30 horas, los usuarios desarrollan diversas actividades. Lo primero que se hace durante el día es reunir a los usuarios en un aula, que se encuentra en la primera planta, y comunicarles qué es lo que se va a hacer a lo largo de la jornada. “Las personas que vienen no pueden trabajar, pero tienen derecho a tener una ocupación diaria y a socializarse”, explicó la directora, Amaia Lopetegui. No todas las labores se realizan dentro del edificio, ya que los usuarios tienen la posibilidad de desarrollar algunas en la calle.

INSTALACIONES A los usuarios no les falta de nada durante su estancia en el centro. En la planta principal, a la izquierda, se encuentra el comedor y al mediodía suele haber un catering. Además, justo en el cuarto de al lado se sitúa la sala de estar. Por otro lado, en el piso de arriba los usuarios tienen la posibilidad de hacer ejercicio en el gimnasio y cuentan con una sala de ordenadores y con otra para manualidades. En todas las puertas de las dependencias del centro se aprecian fotos o imágenes que definen de qué sala se trata.

Varios miembros de Gautena explicaron durante la visita que las personas que tienen TEA “piensan con la vista y por ello se pueden ver tantas fotos e imágenes por todo el edificio”.

Tanto Amaia Lopetegui, la directora del centro, como Juan Félix Palacios, vicepresidente y cofundador de Gautena, subrayaron que “estas personas tienen las mismas necesidades que las demás”. Ambos señalaron que hay que normalizar a estos colectivos y estas situaciones. Por otro lado, Palacios detalló que el TEA “es un espectro, ya que hay diferentes tipos de autismo, por lo que las necesidades cambian en función de la persona”. “El grado de discapacidad intelectual que tengan es muy importante, ya que una persona con Síndrome de Asperger tiene más dificultades para socializarse”, puso como ejemplo el vicepresidente.

Contar con los centros de Gautena es muy importante para las personas con autismo. Palacios manifestó que “la gente envejece en estos centros, por lo que es un proyecto vital”. “Envejecen prematuramente”, recalcó. Para Lopetegui, la directora, el objetivo de estas instalaciones es “garantizar y mejorar la calidad de vida de las personas con TEA”.

residencias Además de abrir el centro de día Artolamendi, Gautena anunció que habrá siete plazas más en el mes de agosto en las viviendas del centro Goizalde de Donostia, en el número 15 de la calle Antonio Valverde, cerca del Hospital. Durante el año, la asociación dispone de 78 plazas residenciales, de las cuales 57 permanecen abiertas 365 días.

Secciones