El Gobierno de Sánchez cita a los pensionistas vascos el 31 de julio

Los jubilados en manifestación hacia el Palacio de Miramar para protestar por ser excluidos en una jornada sobre las pensiones. (Ruben Plaza)
Los jubilados en manifestación hacia el Palacio de Miramar para protestar por ser excluidos en una jornada sobre las pensiones. (efe)

El colectivo donostiarra llama a una concentración el 30 para pedir una reunión con Olano

Marta Hidalgo - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Los pensionistas vascos se reunirán el próximo 31 de julio con la ministra de Seguridad Social, Magdalena Valerio, para transmitirle en primera persona las reivindicaciones que hace meses reclaman por las calles de las tres capitales vascas. Además, la asamblea de pensionistas de Donostia anunció ayer su intención de concentrarse frente al Palacio Foral el próximo 30 de julio para reclamar una reunión con el diputado general, Markel Olano.

Los pensionistas donostiarras se manifestaron ayer por las calles de la capital, desde Alderdi Eder hasta el Palacio de Miramar, para denunciar su ausencia en las jornadas sobre el futuro de las pensiones públicas organizadas por la UPV/EHU en el marco de los Cursos de Verano. En esa protesta anunciaron su intención de concentrarse el próximo lunes para solicitar “por tercera vez” una reunión con Olano.

María Serrano, portavoz de la Asociación de Pensionistas de Alderdi Eder, que agrupa a los jubilados que se han venido movilizando estos meses en la capital donostiarra, criticó el real decreto que aprobó el Consejo de Ministros el viernes, medida que contempla una subida del 7,7% en las pensiones de viudedad. Según Serrano, este incremento no se reflejará en la mayoría de los ingresos de este colectivo. “Van a seguir cobrando una miseria”, entre otras cosas porque la medida “no tendrá efectos retroactivos desde enero”, lo cual es considerado como “miserable” El hecho es que, según la portavoz de los pensionistas, sólo un 15% de las viudas vascas tienen los ingresos suficientes para “no vivir en la precariedad”.

Es por esta razón por la que uno de los asistentes a la movilización, Isaías Redondo, optó por participar en la manifestación con una bandera feminista al hombro. “Hay que luchar por ellas”, dijo, “porque son las más perjudicadas y también tienen derecho a vivir”.

El caso de Rosi Diéguez, presente ayer en la marcha, es un ejemplo de los recortes que se han reflejado en las pensiones de las viudas. Ella vio cómo se reducían a la mitad sus ingresos cuando perdió a su pareja a pesar de que “los gastos de luz y de contribución fuesen los mismos”.

Diéguez explicó que ha participado en todas las movilizaciones que se llevan produciendo desde hace meses y aseguró que si han luchado “con lluvia y viento”, seguirán haciéndolo también con calor y bajo el sol.

máxima difusión En la manifestación se podían leer carteles reivindicativos en varios idiomas además de en euskera y castellano. Rosi Diéguez llevaba uno en alemán porque “la difusión tiene que ser máxima”. Los pensionistas quieren que sus reivindicaciones lleguen a todos los puntos del Estado “pero también fuera del país” y que los turistas sepan en qué situación se encuentran los mayores. “Hay pensiones que no llegan a fin de mes” y eso, dijo, “se tiene que saber”.

Otro de los manifestantes en Donostia, Juantxo Domínguez, integrante de la Asamblea de Pensionistas, anunció que después del verano se hará una campaña activa para movilizar también a los jóvenes guipuzcoanos desde las redes.

jornada de cursos En la apertura del curso que motivó la protesta de los pensionistas, Sostenibilidad del actual sistema de pensiones, la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, en su intervención abogó porque “la Seguridad Social debe reconocer unas pensiones mínimas razonables y que deben ser actualizadas con el IPC”.

Los pensionistas, por su parte, criticaron frente al Palacio de Miramar, donde se celebró la jornada, que “políticos, técnicos y quienes apuestan por fondos privados” pudieron exponer su punto de vista sobre el problema de las pensiones pero ellos, no.

últimos datos

Secciones