por imponer precios a minoristas 'online'

Bruselas multa con 111 millones a Philips, Pioneer, Asus y D+M

Logo de la multinacional de electrodomesticos Philips en Hamburgo.

Esta práctica es ilegal en virtud de las normas europeas de competencia

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles multas a los fabricantes de productos electrónicos Philips, Pioneer, Asus y D+M Group (Denon &Marantz) por un valor conjunto de 111 millones de euros por imponer precios fijos o mínimos de reventa a vendedores minoristas 'online', una práctica ilegal en virtud de las normas europeas de competencia.

EP - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:25h.

BRUSELAS. El Ejecutivo comunitario ha considerado que, a través de esta práctica, las cuatro empresas han restringido la capacidad de sus vendedores minoristas de establecer sus propios precios para una amplia gama de productos electrónicos como electrodomésticos, portátiles o productos de alta fidelidad.

"Si estos minoristas no seguían los precios exigidos por los fabricantes, se enfrentaban a amenazas o sanciones como el bloqueo de los suministros", ha explicado la Comisión Europea en un comunicado.

Muchos de estos minoristas, incluidos los más grandes, utilizaban algoritmos para adaptar automáticamente sus precios a los de sus competidores, ha descrito Bruselas. De esta manera, las restricciones que los fabricantes imponían a los minoristas más pequeños "tenían un impacto más amplio en los precios en línea generales".

Además, el uso de "sofisticadas herramientas de monitorización" permitió que los fabricantes pudieran supervisar el establecimiento de precios minoristas en la red de distribución e "intervenir rápidamente en caso de caídas de precios".

En concreto, Asus ha sido multada con 63,5 millones por supervisar los precios de reventa minorista para 'hardware' de ordenadores y productos electrónicos como ordenadores portátiles y pantallas en Alemania y Francia entre 2011 y 2014.

La sanción a Philips asciende a 29,8 millones y ha sido impuesta por exigir precios de reventa en Francia entre 2011 y 2013 para una amplia gama de productos electrónicos, como electrodomésticos de cocina, máquinas de café, aspiradores, sistemas de 'home cinema', cepillos de dientes electrónicos y secadores de pelo.

Por su parte, además de imponer precios minoristas en productos como equipos de altavoces y productos de alta fidelidad, Pioneer también limitó la capacidad de sus minoristas de vender de forma transfronteriza en otros Estados miembros con el objetivo de mantener los precios fijados. Esta práctica se desarrolló entre 2011 y 2013 y afectó a doce países (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, España, Portugal, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Bélgica, Países Bajos y Noruega). La multa para Pioneer es de 10,2 millones.

Por último, Bruselas ha multado con 7,7 millones a D+M Group por imponer precios minoristas a productos de audio y vídeo como auriculares y altavoces de las marcas Denon, Marantz y Boston Acoustics en Alemania y Países Bajos entre 2011 y 2015.

"Tras las acciones adoptadas por estas cuatro compañías, millones de consumidores europeos se han enfrentado a mayores precios de electrodomésticos, secadores de pelo, portátiles, auriculares y otros muchos productos. Nuestra decisión de hoy muestra que las reglas de competencia de la UE sirven para proteger a los consumidores", ha destacado la comisaria de Competencia Margrethe Vestager.

Secciones