Gorka Aranberri PAtrón de Orio

“Tenemos que ir regata a regata;hemos visto que el equipo funciona”

Gorka Aranberri se muestra contento por la victoria del domingo, pero prefiere ser cauto. El patrón de Orio es partidario de seguir trabajando como hasta ahora para seguir cosechando éxitos, y para ello ve clave mantenerse en la tanda de honor de la liga Eusko Label

Jon Ander de la Hoz Ruben Plaza - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Orio - El domingo consiguieron la primera bandera en la regata de casa. ¿Qué significado tiene para ustedes?

-Significa que estamos trabajando bien, y que eso sirve para andar con los mejores. Vamos por el buen camino. Lo que hicimos el domingo nos sirvió para ganar y creo que hay que darle el valor que tiene para seguir trabajando, pues refuerza lo hecho hasta ahora.

Fue una disputa muy apretada. ¿Qué sensaciones tuvieron en la trainera?

-Desde la salida los cuatro botes anduvimos a la misma velocidad, y en la ciaboga no falló nadie. Tanto a la vuelta como en la segunda ciaboga igual, y el tercer largo también fue así. La regata se rompió un poco en la tercera ciaboga: Hondarribia entró con una ligera desventaja;Urdaibai tampoco acertó del todo en la maniobra;y todo quedó entre nosotros y Zierbena. En un momento ellos consiguieron tres segundos de ventaja, pero nosotros no nos rendimos. Fue una regata agónica.

Se les vio con hambre de victoria. ¿La regata de casa era clave para dar otro paso adelante?

-Sí. Había ganas de vencer y de demostrarnos a nosotros mismos que estábamos a un gran nivel. También sirvió para reafirmarnos en nuestro camino.

¿Cuándo vieron que podían apretar para llevarse la victoria?

-Sabía que hacia fuera había un tramo bueno para nosotros, un minuto antes de la ciaboga. Zierbena nos sacaba un par de segundos, y fue clave salir con ellos de la ciaboga. Sabíamos que a la vuelta tendríamos nuestras oportunidades. Zierbena jugó bien sus cartas, tenían 31 de mano si mantenían la calle, y creo que hicieron la jugada perfecta. La pena para ellos fue que nosotros les pasamos en el último momento;las olas entraban de costado, y a nosotros nos llegaban por la calle cuatro. Sucedió así, pero si hubieran sido 20 metros más, habrían ganado ellos. Sin embargo, la meta estaba ahí y la bandera cayó de nuestro lado.

¿Prepararon a conciencia la bandera de casa ensayando en el campo de regateo?

-No, no. Al final, en invierno hemos hecho varias travesías hasta Getaria, y hemos andado en esa zona. En el campo de regateo probamos solo los dos últimos días. Es un campo nuevo, y tampoco sabes cómo será. Para el viernes las balizas estaban colocadas, y entonces sí que anduvimos por ahí. Aún así, las condiciones que nos encontramos en la regata fueron muy diferentes. No lo preparamos a conciencia, lo hicimos como otras veces.

Como patrón experimentado que es, ¿qué le pareció el nuevo campo?

-Como en cualquier otro campo, había algunas diferencias entre calles. Quizás la primera calle no fuera la mejor, y todos los que fueron por la cuatro hicieron una regata maja. Nos encontramos con un campo bastante noble, pero si la mar se llega a mover un poco sería otra cosa. El viernes, con la mar movida, vimos que había bastante diferencia de la uno a la cuatro.

Poco a poco van asentándose en la tanda de honor. El sábado quedaron a cinco segundos de la victoria, y el domingo ganaron. ¿Ahora quieren pelear con los de arriba?

-Desde el inicio de la temporada nuestro objetivo ha sido consolidarnos en la tanda de honor, ya que sabemos que el 95% de las banderas se quedan en esa tercera tanda. Queremos estar ahí, entre los mejores y eso hay que demostrarlo. Hasta ahora no hemos sido capaces de ello;bien porque hemos estado en la segunda tanda, o porque cambian las condiciones entre tandas. Pero hemos estado en la segunda tanda por nuestros merecimientos;y por ellos estamos ahora en la de honor. El objetivo debe ser mantenernos en esa tanda, y si tenemos la oportunidad, vencer. Sabemos que los contrarios están fuertes: Zierbena siempre está disputando las banderas hasta el final;Urdaibai ha ganado siete de nueve;y ya sabemos que Hondarribia es un equipo que no va a fallar. Estar con ellos sería una gran señal.

Pronto llegan los campeonatos. Les habrán echado el ojo.

-Sí. Los campeonatos son días señalados, que se juegan en un día. Hay que acertar en ese día D, y en la hora H. Los Campeonatos de Euskadi y España me gustan mucho personalmente, y en el equipo hay muchos remeros que no los han ganado. Me gustaría ofrecer un gran nivel en el de Euskadi (el próximo martes, día 31), pero antes de ello tenemos dos regatas de liga. Tenemos que ir regata a regata;hemos visto que el equipo funciona. El sábado hicimos una gran regata por la calle que nadie quería;y el domingo ganamos. El objetivo es mantener el nivel, y a ver si todos los remeros podemos ganar al menos una bandera liguera, pues el año pasado nos quedó esa espina.

Utilizan una remada pausada y pulcra. ¿Era lo que buscaban?

-Sí. Desde el invierno hemos ido a ello. Los entrenamientos de invierno son para eso;el verano se reduce a tres meses. Se juegan muchas regatas, pero el trabajo oculto es lo que cuenta. En invierno, además del físico, se entrena la técnica, y la remada es eso al final. Creo que mantenemos la remada de entonces, y tenemos que darle continuidad a ello.