Tres jóvenes detenidos por robar en un restaurante de Bergara

Otro chico de 28 años fue arrestado en Donostia por sustraer el móvil y la cazadora a una mujer en un bar

Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Cuatro jóvenes fueron detenidos ayer de madrugada por la Ertzaintza acusados, tres de ellos de un robo en un restaurante de Bergara y el cuarto de sustraer el bolso y la cazadora de una mujer en un bar de la Parte Vieja de Donostia.

A las 3.00 horas de ayer, la Ertzain-tza fue alertada de que se percibía la presencia de intrusos con linternas encendidas en el interior de un restaurante bergararra. Varias patrullas acudieron al lugar que indicaban los testigos, pero cuando llegaron los presuntos ladrones ya no se encontraban en el interior. Tras realizar una inspección ocular, los agentes se dieron cuenta de que los barrotes de una de las ventanas habían sido forzados para acceder al interior del establecimiento y también había marcas similares en una máquina recreativa.

Mientras, otra patrulla interceptaba un turismo con tres jóvenes de 21, 23 y 25 años de edad aparcado en Arrasate. Al inspeccionarlo, hallaron un gato que, presumiblemente, había sido utilizado para forzar la verja, por lo que procedieron a la detención de los tres ocupantes.

Por otro lado, un joven de 28 años fue arrestado también sobre las 3.00 horas de ayer después de intentar robar el bolso, el móvil y la cazadora a una mujer en un bar de la Parte Vieja que esta había dejado colgados bajo la barra.

Al percatarse de que había sido objeto de la sustracción, la mujer salió a la calle y vio a un chico con sus pertenencias, por lo que no dudó en increparle y e intentar recuperar sus cosas. En ese momento se produjo un forcejeo entre ambos en el que, gracias a la intervención de varias personas, logró recuperar la prenda.

El presunto ladrón consiguió “zafarse de forma violenta” del grupo y huir del lugar con el móvil de la mujer, a pesar de lo cual fue localizado poco después en la zona del Boulevard por una patrulla de la Er-tzaintza, cuyos agentes lo identificaron y le intervinieron el teléfono robado. Posteriormente, el bolso también fue encontrado, en los baños del bar.

El joven, que tenía antecedentes delictivos, fue arrestado acusado de un delito de robo con violencia. - Efe