EN EL CONJUNTO DE LA CAV

Inspección de Trabajo ajustó a la legalidad 4.334 contratos hasta junio

La Inspección de Trabajo del País Vasco obligó a ajustar a la legalidad en el primer semestre de 2018 un total de 4.334 contratos temporales en los que se detectaron irregularidades entre las condiciones laborales establecidas y las realmente realizadas, lo que supuso duplicar en seis meses la cifra de contratos corregidos en todo 2017, cuando se modificaron unos 2.000 pactos laborales.

EFE - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:58h.

BILBAO. Este dato ha sido dado a conocer hoy por la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, en la presentación a los medios, junto al viceconsejero Jon Azkue, del balance de la actividad de la Inspección de Trabajo correspondiente al primer semestre de 2018 en materia de persecución del fraude en la contratación temporal.

La consejera ha señalado que, fruto de la campaña emprendida por su departamento para intensificar la acción inspectora sobre los contratos a tiempo parcial firmados en la Comunidad Autónoma vasca, entre el 2 de enero y el 30 de junio se han revisado casi 11.000 pactos laborales.

De ellos, 4.334 contratos, el 39,4% del total, fueron corregidos por las empresas, previo requerimiento o advertencia de la Inspección de Trabajo, para ajustarse a la legalidad, "bien transformándose de temporales en indefinidos o bien incrementado el porcentaje de la jornada de trabajo en ellos establecida", ha precisado San José.

"En muchas de las ocasiones, -ha agregado-, la modificación de los contratos ha sido en el doble sentido: han pasado a ser indefinidos y a jornada completa", lo que significa, según ha destacado que "4.334 trabajadores en Euskadi han continuado trabajando con una mayor calidad en sus empleos".

El viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social, Jon Azkue, por su parte, ha señalado que los sectores productivos en los que se ha detectado un mayor número de irregularidades o fraude en la contratación temporal han sido el de Hostelería y el de Educación y ha precisado que de los 95.000 contratos temporales que se firman al mes en Euskadi, el 60 % pertenecen a negocios del sector Servicios y, en este, el 70 % al de Hostelería.

La Inspección de Trabajo también realizó campañas específicas sobre el cumplimiento de las medidas en materia de seguridad y salud laboral, en las que se detectaron 203 infracciones que fueron sancionadas por un total de 996.146 euros y se efectuaron 3.295 requerimientos para la corrección de deficiencias detectadas.

En este apartado, la consejera vasca de Trabajo y Justicia ha precisado que la sanción media es de unos 3.000 euros, por lo que ha defendido la necesidad de un cambio legislativo para que "no resulte más barato pagar la sanción que cumplir la normativa en materia de seguridad y salud laboral" y ha recordado que realizar esa modificación es competencia del Gobierno de España.

La subdirectora de Inspección de Trabajo, Iciar González, presente también en la conferrencia de prensa, por su parte, ha señalado que en este semestre también se ha llevado a cabo una campaña de inspección específica de hoteles de Euskadi para controlar las condiciones laborales y de desempeño de su trabajo de las camareras de hotel conocidas popularmente como "kellys".

En este primer semestre se han visitado 19 hoteles de la Comunidad vasca y es intención del departamento inspeccionar un total de 80 instalaciones hoteleras, ha precisado.

González ha informado de que durante las inspecciones se han encontrado irregularidades en bastantes aspectos, tanto en materia de prevención de riesgos laborales, donde se han encontrado con puestos de trabajo que no tenían hecha la evaluación de riesgos, como de las condiciones de trabajo de las empleadas (jornada, salario, subcontrataciones, etc).