Madalenas en 170 actividades

Errenteria dio ayer inicio, de la mano de las asociaciones vecinales, las homenajeadas de este año, a cinco intensos días de fiesta con actos para todos los gustos. Hoy celebra el día de su patrona, Santa María Magdalena.

Un reportaje de Aitziber Muga. Fotografía Javi Colmenero - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Muchas eran las ganas de fiesta de la joven multitud congregada en la Herriko Enparantza y en los alrededores. A pesar de que no era un atardecer caluroso, se acercaban a los balcones para que los bañaran con cubos de agua, para rociarse después con harina, ketchup y mostaza. En muchos de ellos no se podía discernir cuál era el color original de su camiseta.

El ambiente iba subiendo de tono a medida que se acercaban las 19.00 horas, hora del txupinazo. Los encargados de leer el pregón y de prender la mecha fueron las asociaciones de vecinos. Ante la imposibilidad de que todos los representantes vecinales protagonizaran ese momento, se decidió que fueran los representantes de las asociaciones más veteranas, Gabierrota y Pontika, quienes tuvieran ese honor. Además, desde hace cuatro años, antes del txupinazo, se cantan los bertsos que el bertsolari errenteriarra Aitor Albistur hizo expresamente para la ocasión.

La iniciativa tuvo muy buena acogida y desde entonces, los homenajeados de Madalenas han cantado el bertso desde el balcón de la casa consistorial. En esta ocasión, fueron los representantes de las asociaciones vecinales quienes pusieron voz a dicha melodía.

A continuación, con el txupinazo estalló la algarabía en la plaza. Apenas se podían oír los primeros compases del tradicional pasodoble El Centenario, interpretado por la banda de la Asociación de Cultura Musical de Errenteria, aunque los jóvenes siguieron el ritmo saltando y cantando el txunpa txunpa.

Acto seguido, las bandas Municipal de Música y de Txistularis de Errenteria, junto con la comparsa de gigantes y cabezudos, abandonaron la plaza para llevar a cabo una kalejira por las calles de la villa.

De esta manera Errenteria se sumergió ayer en cinco días de fiesta en los que hay programadas alrededor de 170 actividades para todas las edades y gustos. Otros de los momentos importantes de ayer fueron La Salve, con asistencia de la Corporación Municipal a la basílica de Santa María Magdalena, y la Gran Tamborrada Nocturna que salió del barrio de Alaberga acompañada por la txaranga Deiadar. Como cada año, a las 0.00 horas, frente a la casa consistorial interpretaron El Centenario.

Ayer también tuvo lugar el primero de los conciertos en la Alameda con artistas de primer nivel. Doctor Deseo se encargó de congregar a numeroso público que disfrutó con sus canciones.

Hoy Errenteria vivirá su gran día, el día de su Santa Patrona, con actos de gran tradición.