Podemos acusa a PNV y EH Bildu de tapar problemas con el autogobierno

Larrea no comparte establecer una nacionalidad en el nuevo Estatuto, ya que “el sujeto político es la ciudadanía vasca”

Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Elkarrekin Podemos, que a priori era la fuerza política del Parlamento Vasco que podía tener una mayor sintonía con los partidos aber-tzales en los debates de la Ponencia de Autogobierno, sigue alejándose de los postulados de PNV y EH Bildu. El secretario de Comunicación de Podemos de la CAV, Andeka Larrea, rechazó de plano que el texto articulado incluya diferenciar una nacionalidad vasca y ciudadanía en el futuro Estatuto, especialmente cuando a su juicio debería de ser “una herramienta más” para resolver los “verdaderos problemas” de la ciudadanía.

La formación morada refrendó ayer lo expuesto anteriormente en el Parlamento de Gasteiz en lo que respecta a la posibilidad de que el nuevo Estatuto incluye una diferenciación entre nacionalidad y ciudadanía. “El sujeto político es la ciudadanía vasca”, sostuvo Larrea, por lo que los ciudadanos vascos son “todos aquellos que viven en Euskadi”. “No compartimos una diferenciación, un establecimiento de una nacionalidad vasca. Quienes tienen que decidir sobre su presente y futuro son los ciudadanos vascos, quienes viven aquí y quienes llegan de otros lugares”, profundizó.

Larrea afirmó que las últimas encuestas reflejan la gran falta de interés de la ciudadanía vasca en los temas de autogobierno. “Creemos que el autogobierno está sirviendo a algunos partidos para tapar los verdaderos problemas de la ciudadanía vasca”, aseveró sobre unos acuerdos, aprobados por el PNV y EH Bildu en la ponencia parlamentaria, que lejos de solventar cuestiones sociales, económicas o de empleo, se alejan de estos ámbitos para entrar de lleno en cuestiones identitarias. “Si de verdad hay interés en profundizar en los derechos sociales y en los derechos de las mujeres, es hora de que se dejen de declaraciones cruzadas y empiecen a preocuparse por la gente, no solo mirando al futuro sino al presente: La reforma de la RGI, la acogida a personas migrantes y refugiadas mas allá de tres días, o las OPE dopadas son ejemplos de en qué lado se sitúa cada uno. Nosotras tenemos claro de qué lado estamos”, afirmó.

Las críticas al concepto de ciudadanía y nacionalidad del nuevo Estatuto también llegaron por parte del PP de la CAV. Su secretaria general, Amaya Fernández, enclavó el acuerdo entre PNV y EH Bildu en “los cantos a la política de la identidad” que protagonizan los nacionalistas. Al PNV “sólo parece importarles el reconocimiento oficial de la nacionalidad vasca”, cuando en la actualidad Euskadi se enfrenta a “más problemas graves”.

Fernández también se refirió a las recientes declaraciones del responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, sobre este aspecto. “Sus palabras están más en la división que en la unión porque el PNV prioriza su ideología nacionalista al desarrollo y bienestar de los vascos”, indicó en declaraciones a Europa Press, a la par que criticó a la formación jeltzale por arremeter contra quienes no comparten su “hoja de ruta nacionalista”. “Evidencia el nerviosismo de un PNV que está perdiendo el contacto con la realidad”, concluyó. - N.G.