oarsoaldea

El Ayuntamiento limpia el cauce del río Oiartzun

El río Oiartzun a su paso por el barrio de Gabierrota.

Errenteria también actuará en las regatas Tolarieta, Masti, Lintzirin y Epentza

Aitziber Muga - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Errenteria - Una brigada compuesta por dos personas está realizando labores de limpieza en el cauce del río Oiartzun y en las regatas Tolarieta, Masti, Lintzirin y Epentza de Errenteria, fruto del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de la villa y la asociación Behemendi. De esta manera se le da continuidad a la iniciativa creada por primera vez en el año 2016.

En el caso del río Oiartzun, se limpiará el tramo que discurre entre la muga de Oiartzun y la plaza de Santa Clara, incluido el tramo de la regata Lintzirin desde el barrio de Lar-tzabal y hasta la muga de Oiartzun.

De la misma manera, se limpiarán también las regatas Tolarieta, Masti y Epentza. Los tramos a limpiar son desde el caserío Tolarieta hasta el polígono Masti-Loidi en el primer caso, desde el caserío Loidi y hasta el barrio de Pontika en el segundo, y desde Perurena hasta Txikierdi en el tercero.

Mediante esta campaña de limpieza se pretende sensibilizar a la ciudadanía de la importancia que tiene una correcta gestión de los residuos. “Si no realizamos una adecuada clasificación y gestión de los mismos, estos pueden terminar en los cauces de nuestros ríos, dañándolos y contaminándolos, además de ensuciar el paisaje y dar una mala imagen de un ecosistema vivo como es el río”, apuntan desde el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento.

Según explica la misma fuente, a medida que se van descomponiendo, estos residuos producen afecciones en los cauces, liberando compuestos químicos perjudiciales para el ecosistema y produciendo focos de contaminación. En el caso del plástico, puede enrollarse en aves y peces, hasta llegar a acabar con la vida de estos animales.

“Si en un futuro queremos vivir rodeados de ríos llenos de aves, vegetación y seres vivos debemos cuidar su cauce, ya que los residuos y vertidos son un obstáculo para el desarrollo de la biodiversidad fluvial. Para ello, la población y las instituciones debemos trabajar conjuntamente, cuidando el medio ambiente y gestionando correctamente los residuos que generan nuestro modo de vida y actividades”, concluyen.

Secciones