gipuzkoa

La joven Ljadra Said regresa a Gipuzkoa tras denunciar su retención

Había sido obligada por sus familiares a permanecer en Tinduf, adonde acudió de vacaciones el pasado mes de noviembre

Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - La joven Ljadra Said, de origen saharaui residente entre Deba y Eibar, regresó ayer a Madrid desde los campamentos saharauis en Tinduf tras haber denunciado, a través de amigos, que estaba retenida allí desde noviembre por familiares.

A su llegada a Barajas procedente de Argel, Ljadra dijo encontrarse bien, agradeció a las personas que denunciaron su situación en Argelia y se mostró feliz por regresar: “Estoy donde tengo que estar por la nacionalidad que tengo y porque es lo que yo quiero, no tienen que decidir por mí otras personas”.

La joven, que llegó emocionada, recalcó que “cada persona es libre de decidir en su vida”. Precisamente, en la T4 la esperaba la portavoz del colectivo La Libertad es su derecho, Elisa Pavón, quien explicó algunos de los motivos por los que algunas mujeres de origen saharaui son retenidas.

Según adelantó eldiarionorte.es, la joven marchó de vacaciones con su madre con el fin de visitar a su familia, para una estancia que debería haber durado un mes, pero cuando quiso regresar a España, sus familiares la retuvieron, retirándole el pasaporte y su teléfono móvil.

Su caso se suma a los denunciados por la plataforma La libertad es su derecho, que aglutina a las familias de acogida y adopción de otras jóvenes saharauis. - Europa Press