Un laboratorio guipuzcoano creará una molécula para combatir el alzhéimer

Los representantes de Quimatryx, la Diputación y Kutxa Fundazioa, ayer en Miramón.

La empresa Quimatryx pretende testar su compuesto en humanos en tres años

Marta Hidalgo Gorka Estrada - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia- La empresa guipuzcoana Quimatryx desarrollará, durante el periodo de un año, una molécula capaz de tratar el alzhéimer. El proyecto consiste en crear un inhibidor para una proteína relacionada con la causa de enfermedades para las que aún hoy no existe cura. El tratamiento, diseñado para ser tomado por vía oral, podría empezar a probarse en humanos en un periodo de tres años si el proyecto sale adelante.

La farmacéutica Janssen -que pertenece al grupo Johnson &Johnson- y la fundación gallega Kærtor lanzaron un concurso público de nuevas ideas para tratar enfermedades sin cura. La empresa Quimatryx presentó el proyecto de una molécula inhibidora de la proteína HDAC6 ligada a estas enfermedades, entre ellas, el alzhéimer. De los 157 proyectos que se presentaron, el guipuzcoano fue uno de los tres elegidos para desarrollar durante un año su proyecto con la financiación de la farmacéutica y la Xunta.

La proteína HDAC6, en la que ha centrado su investigación Quimatryx, está relacionada con enfermedades sin cura y la empresa de Gipuzkoa ha puesto el foco de su investigación en combatirla. Para el tratamiento contra el alzhéimer, el proyecto pretende encontrar una molécula inhibidora epigenética (relacionada con el estudio del ADN) que elimine esta proteína de la constitución genética del paciente.

El presidente de Quimatryx, Pedro Esnaola, aseguró ayer en la presentación de este proyecto que están “felices” por poder llevar a cabo esta investigación y, sobre todo, porque la farmacéutica internacional y la fundación gallega hayan considerado que la diana en la que llevan años trabajando en la empresa de Gipuzkoa, la investigación de la proteína HDAC6, “pueda ser una vía para el tratamiento” de esta enfermedad neurodegenerativa.

El proyecto se ha empezado a desarrollar a gran velocidad;envían cinco compuestos por semana a los laboratorios gallegos porque, según el científico que ha participado en la investigación sobre los efectos de la proteína tóxica, Eneko Aldaba, el proyecto “tiene como principal objetivo realizar, cuanto antes, una prueba con humanos”.

El cálculo aproximado para que esta intención se haga realidad es de tres años. Para ello, el laboratorio guipuzcoano tiene doce meses para desarrollar los compuestos candidatos que puedan conformar la molécula y, al final de ese periodo, conseguir una financiación de tres años para su testado o una licencia que les permita aplicar los estudios en siguientes fases.

primeros pasos Por el momento, Quimatryx está ya diseñando y sintetizando los primeros compuestos que envían a los laboratorios de Kærtor para una fase de testado. Sobre los resultados de esas pruebas, la guipuzcoana avanza en la creación de los siguientes.

De todos los productos creados por la compañía y testados en Galicia, se extraerá un abanico cuya eficacia será probada en la farmacéutica Janssen con modelos de animales. Finalmente, los compuestos elegidos serán testados en humanos.

Uno de los mayores desafíos con los que los investigadores se encuentran a la hora de diseñar y aplicar un tratamiento eficaz para enfermedades sin cura es el de superar la barrera hematoencefálica de los humanos, en otras palabras, la capacidad de un fármaco de llegar al cerebro. Según Esnaola, en este proyecto podría superarse este obstáculo gracias al trabajo conjunto entre Quimatryx, especializado en la creación del inhibidor contra la proteína HDAC6, y el de Janssen y Kærtor, expertos en superar esa barrera. El resultado, manifestó el director, es “un producto ganador” por el que los científicos apuestan.

El resultado del proyecto sería un tratamiento oral sin efectos tóxicos que inhabilita de la constitución epigenética de los humanos el efecto de la proteína HDAC6, de la cual se puede prescindir y ayuda al cuerpo a defenderse de enfermedades tanto neurodegenerativas, como del cáncer y de las autoinmunes.

apuesta por la biociencia El proyecto ha contado con el impulso de Biozientziak Fundazioa de Gipuzkoa, formada por Kutxa y la Diputación, que visitaron ayer las instalaciones de Quimatryx en Miramón.

El director general de Kutxa Fundazioa, Ander Aizpurua, aseguró que “la ciencia y la innovación son claves en el desarrollo de un territorio”. Por su parte, el director de Promoción Económica, Garikoitz Agote, aseguró que la Diputación ha hecho siempre una “apuesta firme por la biociencia y la salud” y que este nuevo proyecto es una “muestra de que Gipuzkoa cuenta con un ecosistema de empresas biocientíficas de primer nivel”.

el proyecto

Un año. Es el periodo del que la empresa guipuzcoana dispone para crear los compuestos de la molécula epigenética que inhiba la posible proteína que causa alzhéimer.

HDAC6. Es la proteína que la empresa Quimatryx llama la “diana” en la que ha trabajado durante los últimos años. Es una proteína ligada al desarrollo de enfermedades que no tienen cura, como el alzhéimer.

fases de testación

Primera fase. Quimatryx crea compuestos que se testan en los laboratorios de Kærtor.

Segunda fase. Los compuestos elegidos son testados en modelos animales en Janssen.

Tercera fase. Se prueba la eficacia del fármaco final en humanos.

Secciones