La travesía Getaria-Zarautz reunirá a 2.900 nadadores

La prueba popular, que celebra el domingo su XLVIII edición, llega con diversas novedades

Ane Roteta - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Zarautz - Este domingo se celebrará la XLVIII edición de la travesía a nado Getaria-Zarautz, con una participación récord de 2.900 nadadores y con varias novedades, entre las que destacan que la prueba popular se podrá seguir en directo tanto desde una pantalla gigante que se colocará en la Munoa como en las redes sociales YouTube y Facebook.

La travesía, organizada por Balea Igeriketa Elkartea con la colaboración del Ayuntamiento de Zarautz y patrocinada por la marca Michael Phelps y Caja Rural, reúne año tras año, según el alcalde de Zarautz Xabier Txurruka, a más participantes convirtiéndose en la travesía del Estado que más nadadores recibe y la cuarta a nivel europeo. Asimismo, Txurruka destacó que la participación de las mujeres también está aumentando en los últimos años y que este año alrededor de 900 personas, es decir, el 30% de participantes, serán mujeres -en 2005 fueron 80, mientras que en 2016 y 2017 fueron 505 y 704, respectivamente-.

Así, la jornada comenzará con la travesía de los más pequeños, a las 10.00 horas, en la que participarán unos 200 niños y niñas que deberán completar un recorrido de 800 metros. La travesía principal, por su parte, comenzará a las 11.30 horas, y los 2.900 nadadores saldrán desde Getaria distribuidos en ocho grupos identificados con ocho colores diferentes, que irán saliendo cada diez minutos “para garantizar la seguridad de todos los nadadores”, tal y como indicó Iñigo Ugarte, presidente de Balea Igeriketa Elkartea.

Por otro lado, Ugarte explicó que una de las novedades consistirá en reforzar la seguridad de los participantes colocando una plataforma para unas ocho personas entre el segundo y el tercer túnel para que los nadadores que lo necesiten puedan descansar. Asimismo, el presidente de Balea señaló que el despliegue de seguridad de la prueba es “muy potente”.

Además, utilizarán un sistema de chip nuevo porque “el año pasado no se registraron los tiempos de algunos participantes”, y se pondrá en la Munoa un puesto de Eusko Label Km 0 tanto para nadadores como para los espectadores.