El Pleno da luz verde definitiva a la ampliación de Garbera y el nuevo Illunbe

El alcalde, Eneko Goia, habla con el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, en presencia del edil Juanra Viles.

El Consistorio aprueba la protección de 47 edificios más en el Peppuc, entre ellos, algunas villas de Ondarreta

Arantzazu Zabaleta Gorka Estrada - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Pleno municipal dio ayer el visto bueno final a tres textos urbanísticos importantes. Por un lado, aprobó de forma definitiva tanto la modificación del Plan General que permite la ampliación de Garbera y el plan especial que concreta la transformación prevista por los compradores de Illunbe y, por otro lado, ratificó la modificación del Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido (Peppuc) que incluye la protección de 47 edificios más.

Con la presencia de miembros de la recién constituida plataforma contra la apertura de nuevos centros comerciales en el salón de Plenos, el Gobierno municipal y el PP sumaron sus votos para aprobar los dos primeros expedientes, que contaron con los votos negativos de EH Bildu e Irabazi. El concejal de Irabazi Loïc Alejandro advirtió de las consecuencias que pueden tener para el comercio de proximidad y por parte de EH Bildu Ricardo Burutaran argumentó que las cifras de nuevos centros comerciales previstos en la ciudad y alrededores “asustan” a “sindicatos, vecinos, comercios”. Apuntó, además, que en lo que respecta a Illunbe, la legislatura anterior no se vendió “porque no había una oferta complementaria”.

El concejal de Desarrollo Económico, Ernesto Gasco, acusó a Burutaran de incoherencia por prever entonces la venta de Illunbe y rechazarla ahora. “Este Gobierno pone un millón de euros para apoyar al pequeño comercio y no pone ni un euro en estos centros comerciales, se arriegan ellos, la ciudad no pierde nada”, argumentó. También incidió en que con estos proyectos comerciales se ayuda a descongestionar la Parte Vieja. Recordó, asimismo, el empleo que se generará con estas intervenciones y afirmó que crear empleo sigue siendo uno de los objetivos del Gobierno municipal.

El concejal de Hacienda, Jaime Domínguez-Macaya, recordó que con la venta de Illunbe, además de ingresar 17,1 millones en metálico, se construirán nuevos accesos viales y peatonales y la variante a hospitales e incidió en que, en ese caso, no se concede mayor edificabilidad de la ya prevista. Con la aprobación definitiva del plan especial, de todas formas, sigue pendiente la concreción de una fecha para la venta real del complejo comercial y para poder ingresar así la cantidad estipulada.

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, que apuntó que la competencia o “el reto” hoy en día es el comercio electrónico más que las grandes superficies, recordó que tanto Illunbe como Garbera cuentan con un informe ambiental favorable y no amplían el suelo artificializado.

peppuc En lo que respecta a la inclusión de 47 nuevas fichas de protección en el Peppuc (entre ellas, algunas villas de Ondarreta), “otro expediente brillante” del que Ramos se mostró “orgulloso” por el trabajo de los técnicos, fue aprobada por unanimidad, aunque los grupos de la oposición criticaron el procedimiento y la gestión “nefasta” de este documento: fue retirado del orden del día del Pleno de febrero a última hora por carecer del informe ambiental y, una vez tramitado, se incluyó en el debate de ayer fuera del orden del día.

El alcalde, Eneko Goia, hizo un llamamiento a un debate “sensato” y riguroso con respecto al patrimonio y recordó que en 1863 el Pleno municipal aprobó derribar las murallas de la ciudad. “Si se debatiera hoy, igual no se tirarían”, aventuró.

Ramos, por otro lado, anunció que esta misma semana ha firmado el contrato con el grupo que emprenderá en los próximos ocho meses una revisión más profunda del Peppuc.

urbanismo

otros temas

Parques. A partir de una moción de EH Bildu, los tres grupos de la oposición reclamaron al Gobierno municipal que “agilice” los planes y proyectos relacionados con la reforma o cobertura de parques infantiles y presente un cronograma de actuaciones. Se citaron los retrasos en el parque Harria, Bateleras o la espera en las coberturas de Zuberoa y Martín Santos. El Gobierno municipal, que rechazó la moción, argumentó que las obras siguen su curso y que se revisan los parques, que deben reformarse siguiendo el procedimiento de contratación pública.

Dbus. El Pleno aprobó por unanimidad defender la igualdad de condiciones en el sistema Mugi entre los operadores, es decir, que Renfe no pueda contar con ventajas con respecto al resto y con su propio sistema de descuentos. También a partir de una moción de EH Bildu se debatió el incremento de la experiencia de las paradas a demanda, petición que fue rechazada por el Gobierno municipal. La concejala de Movilidad defendió la extensión del sistema más adelante, después de valorar y “testar” el servicio en la línea piloto que ya está funcionando.

Espacio público. El Pleno aprobó, con la abstención de EH Bildu e Irabazi, de manera inicial la ordenanza que regulará el espacio público, que abrirá ahora un plazo de alegaciones. Los grupos de la oposición agradecieron esta vez la disposición del concejal del área, Alfonso Gurpegui, para consensuar el texto.

Eusko Ikaskuntza. Por unanimidad, el Pleno municipal ratificó ayer la concesión de la medalla de oro de la ciudad a Eusko Ikaskuntza. Todos los grupos valoraron el trabajo de esta institución, que cumple 100 años, y su vinculación con Donostia, donde mantiene su sede, además de ser “responsable o protagonista en la creación de algunos de los pilares de este pueblo”, como reconoció el alcalde, Eneko Goia.

Piedras de Ondarreta. El debate sobre las piedras de Ondarreta volvió al Pleno de la mano, esta vez, de EH Bildu, que recordó las críticas del actual Gobierno municipal la pasada legislatura y que pedía aclarar cuál será el proceso completo para acabar con las piedras y qué gasto se prevé. El texto se aprobó por unanimidad.

Secciones