reunión con el nuevo ministro de Fomento

Tapia pide compromiso para el TAV y traspaso de autopistas

José Luis Ábalos saluda a Arantxa Tapia.

La consejera vasca dijo que había encontrado “voluntad absoluta” en el nuevo ministro de Fomento
En la reunión se abordaron proyectos en marcha y se pidieron transferencias

B. Sotillo - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Arantxa Tapia afirmó ayer que había encontrado “voluntad absoluta y actitud abierta” en el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para concretar nuevas transferencias a Euskadi de autopistas, puertos y líneas de tren de Cercanías. Además, el ministro se comprometió con la consejera a trabajar para cumplir los plazos de construcción de la Y vasca y poder así completar una parte importante del Corredor Atlántico. En su primera reunión con el nuevo ministro de Fomento, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras abordó el estado de diferentes proyectos en marcha en Euskadi.

“La reunión ha sido positiva, hemos tenido receptividad importante a todos los temas que hemos traído y voluntad para emprender los trabajos técnicos necesarios”, afirmó Arantxa Tapia tras la reunión, que se celebró en la sede del Ministerio de Fomento. La consejera explicó que durante el encuentro “se habló de todas las transferencias pendientes” y recordó que hay dos líneas ferroviarias -Ariz-Basurto e Irauregi-Lutxana-, que el Tribunal Constitucional sentenció que deben ser transferidas “por lo que habrá una reunión técnica para prepararlo”, y en la que se incluirá la solicitud de traspaso a la administración vasca de las autopistas AP1 y A68.

En cuanto al Tren de Alta Velocidad, Tapia dijo que confía “en que el talante receptivo del ministro se refleje en la materialización de las propuestas presentadas por el Gobierno vasco para que en 2023 la Y vasca pueda entrar en servicio, completando así el eslabón clave del Corredor Atlántico”.

La consejera celebró que ambos ejecutivos hayan coincidido en que “la nueva red ferroviaria vasca, parte de la red transeuropea prioritaria, así como que los accesos a las capitales requieren de una apuesta decidida, que se debe reflejar tanto en compromisos políticos como presupuestarios, ya que nos situamos en un emplazamiento geográfico preferente, siendo la conexión y acceso principal del norte con Europa”.

Esos compromisos para mantener el ritmo de ejecución de la plataforma del tren de alta velocidad y sus conexiones con el Corredor Atlántico fueron puntos importantes de la reunión de ayer. En este sentido, Arantxa Tapia señaló que “si somos capaces cumplir el exigente calendario y de garantizar que la Y vasca, una nueva red en ancho europeo para tráficos mixtos, pueda ser realidad para 2023, contribuiremos a la competitividad de la industria vasca y al desarrollo socio-económico de Euskadi”, además de “eliminar la barrera ferroviaria transfronteriza que nos ha aislado de Europa durante tantos años, descongestionar las saturadas carreteras de camiones y ofrecer servicios ferroviarios competitivos que mejoren la calidad de vida de los y las vascas”.

Los responsables del área de infraestructuras abordaron también los planes para los accesos, soterramientos y estaciones de Bilbao y Gasteiz, el proyecto constructivo de la de Donostia, el nuevo trazado del tramo Astigarraga-Oiartzun-Lezo del TAV, la estación de Ezkio-Itxaso y el apeadero de Astigarraga, la ejecución de las galerías de seguridad en varios túneles ya construidos y la Variante Sur ferroviaria. También se repasaron cuestiones como las conexiones de la Y vasca hacia el este a través de Nafarroa y hacia el sur por Burgos, la plataforma multimodal de Jundiz y la petición de transferencia de las líneas ferroviarias Bilbao-Balmaseda y Bilbao-Karrantza.

Secciones