Mamma Mia! busca otro éxito inesperado

Meryl Streep como Dona.

Una década después del estreno del filme original, la nueva entrega quiere volver a seducir al público al son del mítico grupo ABBA

Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 09:22h.

El estreno hace diez años del filme Mamma Mia! sirvió para ofrecer una de las últimas imágenes públicas de los cuatro miembros de ABBA juntos, y hoy el estreno del segundo largometraje coincide con la grabación de dos nuevos temas por parte de un grupo mítico cuyo éxito parece ser inagotable.

Dos de los fundadores de la banda, Björn Ulvaeus y Benny Andersson, buscaron rentabilizar aún más su éxito en un musical que se estrenó en 1999 y que impidió que las pegadizas canciones de ABBA cayeran en el olvido.

El salto a la gran pantalla era solo cuestión de tiempo, y fue en el año 2008 cuando se concretó el esperado paso, que supuso todo un fenómeno mundial.

Con un presupuesto de 52 millones de dólares, Mamma Mia! recaudó un total de 609 millones y se convirtió en la quinta película más taquillera de aquel 2008, siendo número uno en 16 países.

El filme contó, además, con el mismo equipo a cargo de la obra teatral: Judy Craymer en la producción, Catherine Johnson como guionista y Phyllida Lloyd como directora;por su parte, Ulvaeus y Andersson se encargaron de la música de la película y de la producción ejecutiva.

El proyecto de Mamma Mia! fue visto a priori como una idea un poco desfasada, pero el rotundo éxito que supuso su estreno puso en evidencia el amor que el público seguía teniendo por las emblemáticas canciones de ABBA.

Locura en Estocolmo Pese a estrenarse el 30 de junio de 2008 en Londres, fue la première en Estocolmo, celebrada el 4 de julio, la que congregó la mayor atención. Aquella noche, los cuatro integrantes de ABBA se dejaron ver juntos por primera vez desde la desaparición del grupo 26 años antes.

El cuarteto fue tratado como las estrellas del filme y recibió la misma atención que el elenco protagonista de la película, entre el que se encontraban Meryl Streep, Pierce Brosnan, Colin Firth, Julie Walters, Christine Baranski, Amanda Seyfried y Dominic Cooper.

Solo faltó, curiosamente, el único actor sueco del reparto, Stellan Skarsgrd, que estaba rodando Ángeles y demonios.

La imagen de los cuatro ABBA respaldó el estreno cinematográfico de una historia tan simple como efectiva. Así, una isla griega, una madre soltera y la boda de su hija constituyen el punto de partida de un recorrido por los mayores éxitos de la banda, sin olvidar su estética setentera, que también tenía hueco en la narración.

Desde Mamma Mia a I Have a Dream y pasando por Waterloo, Chiquitita, Dancing Queen, Super Trooper, SOS o The Winner Takes it All, los temas que fueron éxito en los 70 volvieron a coronar las listas en 2008 y el álbum con la banda sonora incluso estuvo nominado a un Grammy.

Todo esto confirmaba que la música de ABBA no estaba ni mucho menos olvidada, aunque hay que reconocer que gran parte del éxito de la película se debió a la entrega total de los actores, especialmente de Streep, que vio en ella la oportunidad de quitarse de encima la etiqueta de actriz de dramones que tenía adjudicada.

En aquel momento, la estadounidense ya tenía dos Óscar por La decisión de Sophie y Kramer contra Kramer (ahora ya son tres) y había sido nominada por personajes tan complejos como los que encarnó en Silkwood, Memorias de África o Los puentes de Madison.

Aires de cambioStreep ya había dado muestras de buscar algo diferente cuando aceptó un papel en El diablo viste de Prada. Poco después le llegó la oferta de meterse en la piel de Dona y de cantar y bailar mientras actuaba, una serie de retos reunidos a los que la artista no podía decir que no.

El éxito fue total. Streep se metió a fondo en el papel de la propietaria de un hotelito en una preciosa isla griega (se rodó en Skopelos, pero también en los estudios Pinewood de Londres) que prepara la boda de su hija (Seyfried) y recibe a sus dos grandes amigas (Walters y Baranski).

El lío que debe complicar toda comedia que se precie llega con la búsqueda de su padre por parte de la hija, quien de repente se encuentra con tres posibles candidatos: Brosnan, Firth y Skarsgrd.

El sol de Grecia y la música de ABBA eran el marco ideal para el desarrollo de una historia vitalista, divertida, con cero complicaciones. De hecho, los espectadores lo agradecieron con una gran taquilla y con tanto amor por la película que los productores no han dejado escapar la oportunidad de hacer una segunda entrega.

El nuevo filme se centra en la juventud de Dona, interpretada ahora por Lily James junto al reparto original, además de nuevas incorporaciones como la de Cher, la madre de Dona.

El primer trailer de la película tuvo más de ocho millones de visualizaciones y la expectación sigue creciendo según se acerca la fecha prevista para el estreno de la nueva entrega de Mamma Mia!

Secciones