Condenan a un hombre por abuso sexual y a otro por agredirle posteriormente

El primero tocó el culo a la acompañante del segundo y este, en la pelea posterior, le rompió un vaso en la cara

Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Iruñea - El Juzgado de lo Penal número 3 de Iruñea ha condenado a un hombre, B.A.A.Q., por abusar sexualmente de una mujer en un bar de Iruñea y a otro, R.B.M., acompañante de la víctima, por las lesiones que causó al agresor en la pelea que mantuvieron en el establecimiento.

Concretamente, se condena a B.A.A.Q., como autor de un delito de abuso sexual, con la atenuante cualificada de embriaguez, a la pena de 4 meses y 15 días de multa con una cuota diaria de seis euros. Por su parte, se condena a R.B.M., como autor de un delito de lesiones con instrumento peligroso, con la atenuante de confesión y la de reparación del daño, a 9 meses de prisión. No obstante, el juzgado suspende la ejecución de la pena privativa de libertad a R.B.M., por un periodo de tres años, con la condición de que durante ese tiempo no cometa ningún delito y abone la responsabilidad civil señalada en el juicio.

Asimismo, R.B.M. deberá indemnizar a B.A.A.Q. con 21.000 euros, descontando los 5.680 ya consignados. También se absuelve al abusador sexual y a D.G.G., amigo de la víctima, de los delitos leves de maltrato.

altercado tras el abuso En la sentencia, dictada de conformidad, se declara probado que sobre las 4.15 horas del 30 de diciembre de 2016, el acusado B.A.A.Q. estaba en el interior de un bar de la Cuesta de Labrit de Iruñea, en compañía de otro amigo, cuando se acercaron a dos mujeres que se encontraban en el establecimiento junto a D.G.G. y R.B.M.

En un momento dado, B.A.A.Q. se colocó detrás de una de las mujeres y, sin su consentimiento, se rozó repetidamente con ella “con evidente ánimo libidinoso” y le tocó el culo con las dos manos, momento en que esta se lo recriminó, por lo que el hombre se fue hacia los baños. Sin embargo, poco después regresó y arrinconó a las dos mujeres contra la pared, volviendo a tocar el culo a una de ellas.

Al ver lo que sucedía, se acercaron los acompañantes de las mujeres. B.A.A.Q. se encaró con D.G.G. y comenzaron una pelea a puñetazos. En el momento en el que R.B.M vio que su amigo estaba en la pelea, se acercó a ellos y se enzarzó con B.A.A.Q., a quien propinó un golpe en la cara con un vaso que llevaba en la mano y que se rompió como consecuencia del impacto. B.A.A.Q. sufrió lesiones en la cabeza que precisaron de tratamiento quirúrgico.

El acusado R.B.M. reconoció de forma espontánea el mismo día de los hechos su implicación ante la Policía Municipal cuando comparecieron en el lugar y, asimismo, antes del juicio consignó 5.680 euros para hacer frente a la responsabilidad civil. Por su parte, B.A.A.Q., en el momento de los hechos, tenía sus facultades afectadas por la ingesta de bebidas alcohólicas. La mujer de la que abusó ha renunciado a cualquier tipo de indemnización por estos hechos. - N.G./Efe

Secciones