título europeo

Un oro con el sello del IDK

la defensa, al igual que sucedió con el club guipuzcoano, ha sido clave en el título europeo de la selección sub’20

Un reportaje de Néstor Rodríguez - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

la selección española sub’20 se colgó el pasado domingo la medalla de oro en el Europeo de la categoría tras un torneo impecable. Un éxito en el que ha tenido una importante influencia el IDK Gipuzkoa, tanto por la presencia de Azu Muguruza en el cuerpo técnico y de Sara Iparragirre y María Eraunzetamurgil en la plantilla, como por el estilo de juego. Y es que la defensa ha sido fundamental en el combinado dirigido por Miguel Méndez, al igual que lo fue durante este pasado curso en la brillante trayectoria del conjunto guipuzcoano. La mano de Azu Muguruza se ha notado en esta faceta del juego.

“En el equipo no había mucho talento ofensivo, sabíamos que teníamos que jugar como un equipo porque podía haber momentos de atasco en ataque, así que en momentos difíciles éramos conscientes de que nos teníamos que mantener en los partidos a base de defensa”, comenta Azu Muguruza en declaraciones recogidas por la web oficial del IDK Gipuzkoa. Las cifras se corresponden con las intención de la selección estatal, que se plantó en la final recibiendo una media de solo 46,2 puntos por partido. En el partido decisivo, ante Serbia, dio una exhibición en defensa recibiendo apenas once tantos en 20 minutos para un 36-11 al descanso que dejó el partido decidido y les permitió relajarse para acabar venciendo por 69-50.

la victoria ante francia Pero si hubo algún momento decisivo en el camino hacia el oro fue el triunfo en cuartos de final frente a Francia, que era la principal selección favorita al título. “Nos tocó jugar contra Francia antes de lo que nos hubiera gustado”, reconoce Azu, “pero afrontamos el partido sabiendo que teníamos que trabajar mucho para sacarlo adelante. Las paramos bien con nuestra defensa, ellas no estuvieron cómodas y pudimos estar siempre metidas en el partido”. Una canasta de Iris Mbulito a cinco segundos de la conclusión (51-50) hizo el resto.

A partir de ahí, España no tuvo freno y arrasó a Holanda y Serbia en los dos últimos encuentros del campeonato. “Contra Francia sabíamos que era nuestra final. Cuando acabó el partido, no nos creíamos que habíamos ganado, estábamos llorando de alegría. Una vez hecho eso, fuimos a por todas”, relata Sara Iparragirre.

Además de un triunfo clave, el citado encuentro de cuartos ante Francia trajo consigo la lesión de María Eraunzetamurgil. “Me dieron un codazo y me rompieron el cartílago de la nariz”, cuenta la ala-pívot donostiarra, que a partir de ahí no pudo participar salvo en el último minuto de la final, cuando con todo ya decidido el seleccionador, Miguel Méndez, la sacó a la cancha para hacerla partícipe del triunfo. “La clave del torneo es que peleamos mucho contra Francia, ellas nos habían ganado en el torneo preparatorio pero veíamos que estábamos ahí. Y al final ganamos”, dice Eraunzetamurgil.

“muy contentas” Tras una larga preparación y un torneo breve pero intenso, la selección estatal subió a lo más alto del podio gracias al “trabajo”, según Azu Muguruza: “Estamos muy contentas, conseguimos el premio grande a base de mucho trabajo. El equipo era muy consciente de que tenía que trabajar mucho para pasar cada una de las fases”.

“Al final se hace muy cansado: la concentración, los partidos... pero jugamos muy bien desde el principio. En cuartos fue el partido duro y lo sacamos adelante, y luego ya había que sacar fuerzas de cualquier lado”, añade Eraunzetamurgil. “Empezamos el torneo jugando bien y después de ganar a Francia sabíamos que no se nos podía escapar. Evitamos relajarnos y conseguimos ganar el título”, dice, por su parte, Iparragirre.

Para la ala-pívot y la escolta, ambas nacidas en 1998, el Europeo sub’20 supone el final de su trayectoria júnior. Hace dos años lograron la plata en el torneo continental sub’18, el pasado verano acabaron octavas en el Mundial sub’19 y ahora han puesto el broche con la medalla de oro. “Estamos muy contentas, asimilando el título todavía. Es otra experiencia para nosotras”, resalta Iparragirre.

Para Azu Muguruza ha sido su primera experiencia en una selección de categorías inferiores. “Me han acogido muy bien y ha sido muy positivo para mí. En los partidos, al no ser la entrenadora principal, estaba más tranquila, tratando de aportar lo que veía”, dice la donostiarra, que valora positivamente la aportación de las dos jugadoras del IDK: “Hasta su lesión, María estaba haciendo un buen papel, siendo una pieza importante en la rotación. Y Sara estuvo muy equilibrada a lo largo de todo el torneo, con una buena participación”.