“No han ejecutado proyectos que incluyeron en los presupuestos”

Cinco de los siete concejales que EH Bildu tiene en el Consistorio bergararra.

EH Bildu acusa al Gobierno bergararra de atribuirse actuaciones que ha heredado

Anabel Dominguez - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

bergara - El grupo municipal de EH Bildu de Bergara le ha reprochado al Gobierno de PNV y PSE-EE que haya vestido “con palabras y frases bonitas” su valoración de los tres años de legislatura “cuando vemos pocas actuaciones concretas”. “Además, entre las que citan varias son herencias de la anterior legislatura (Seminarixoa, los bidegorris…), y otras están fuera de las competencias del Ayuntamiento (el nuevo instituto Miguel Altuna o la implantación de Gureak en la antigua Candy)”, advirtió la coalición soberanista, a la vez que puso objeciones a algunos de los proyectos impulsados por el equipo de gobierno, como es el caso del parking subterráneo que se acondicionará en el patio del Real Seminario y que, en su opinión, “va a endeudar a Bergara”, así como los pabellones del polígono industrial de Larramendi que “de momento no tienen ningún proyecto empresarial”. Sobre la cubierta del frontón de Bolu, EH Bildu recordó que “ha generado dudas en muchos vecinos”.

Sin embargo, los ediles de EH Bildu consideraron “más grave” que no se hayan ejecutado proyectos, a los que jeltzales y socialistas no hicieron alusión, a pesar de que se incluyeran en los presupuestos de 2016, 2017 y 2018. Se refirieron, de este modo, al planteamiento para cambiar de ubicación el cementerio que “ni siquiera se ha trabajado”;al compromiso manifestado por el Gobierno municipal para impulsar la promoción económica donde, según EH Bildu, hay “una tremenda falta de iniciativa, porque salvo los pabellones de Larramendi no se ha hecho nada más”;y al estudio para adaptar el frontón municipal a espectáculos de gran formato.

También recalcaron que no se haya ejecutado el nuevo quiosco del Espolón, para el que tras su derribo se reservaron 210.000 euros en las cuentas públicas de 2017, junto con la cubrición de su zona de juegos. Criticaron, al mismo tiempo, que “aún no haya ninguna propuesta o proyecto” para el edificio del palacio de Arrizuriaga (tiene asignados 1.100.000 euros), y que el cine en Seminarixoa, lejos de ser una realidad “de cara a otoño, creemos que no estará en marcha antes de que termine el año”.

EH Bildu le recriminó, igualmente, a PNV y PSE que en lugar de reforzar el Ayuntamiento se “hayan reducido recursos y trabajadores”. Por otro lado, sostuvo que las iniciativas para revitalizar el mercado han disminuido, y las peticiones de los barrios rurales “se han dejado de lado en estos tres años”.

críticos con la transparencia EH Bildu cuestionó, asimismo, la participación y transparencia que el Gobierno municipal lleva a la práctica. “Pedir a la ciudadanía opinión sobre proyectos ya cerrados no es participación, sino una afirmación de las decisiones adoptadas. La participación tiene que estar unida a un proceso de empoderamiento ciudadano”, defendieron. En cuanto a la transparencia, la coalición abertzale acusó a PNV y PSE de “no actuar “de forma transparente” a nivel interno en el Consistorio, hasta el punto “de ocultar” a la oposición “los documentos que están listos”.

“Es comprensible que quieran incidir en el lado productivo de su actividad, pero a la vez es evidente que en sus declaraciones no han reflejado toda la verdad , y vemos necesario que esa parte también la conozcan los bergararras”, sentenciaron.

Secciones