convocatoria

La Diputación oferta más de 330 plazas en la primera OPE masiva en diez años

La convocatoria pretende acabar con la tasa de interinidad, superior al 30%, así como cubrir las jubilaciones Los primeros exámenes podrían realizarse en mayo o junio de 2019

“Esta oferta pública de empleo permitirá sentar las bases para construir la Diputación del futuro”

Ruth Gabilondo - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

dONOSTIA - La Diputación de Gipuzkoa ofertará en los próximos tres años más de 330 plazas de empleo público, en la que será la primera oposición masiva desde hace más de una década. Con esta convocatoria, la institución foral pretende reducir la tasa de interinidad, que actualmente es superior al 30%, así como cumplir con el “obligado” proceso de relevo generacional. Y es que en los próximos siete años, se jubilarán más de 900 trabajadores públicos, lo que supone aproximadamente la mitad de la plantilla foral, por lo que se necesita “renovar y rejuvenecer” la institución.

Por ello, con esta OPE se buscan nuevos perfiles, “juventud y talento”, aunque también se valorará en las bases los años de trabajo que tengan los aspirantes en administraciones públicas. Así lo explicó ayer el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, que aseguró que esta convocatoria es una de las primeras medidas “de calado” para la “gran transformación de la Diputación en los próximos años”. “La mitad de la plantilla se va a jubilar y tenemos que empezar a adoptar decisiones para crear las bases de la nueva Diputación y para que el empleo público sea de calidad, y se termine de una vez por todas con la interinidad”, indicó.

La OPE englobará más de 310 plazas correspondientes a 2018, a las que hay que sumar las 21 que fueron definidas el año pasado, lo que harán algo más de 330. Alrededor de 40 plazas del total se cubrirán con el personal funcionario de carrera, que podrá participar en los turnos de promoción interna. El número exacto de plazas aún está por definir a la espera de la negociación con los sindicatos y el diputado no descartó que se pueda lograr “alguna más”.Esta oposición será aprobada definitivamente en octubre por el Consejo de Gobierno y en noviembre se publicarán las bases de los primeros exámenes, que podrían celebrarse en torno a mayo y junio de 2019. Así, la primera tanda corresponderá a los únicos 58 puestos ofertados que ya están definidos, que son 30 plazas de personal técnico de administración general (TAG), 25 de trabajadores sociales y tres de médicos destinados a la valoración de dependencia y discapacidad.

Figuras “prioritarias” Lasa aseguró que la figura del TAG es “clave” en las secretarías técnicas de la Diputación y su refuerzo se traducirá “en una mayor agilidad y rapidez a la hora de tramitar subvenciones, contrataciones y ofrecer asesoramiento jurídico”. Y es que en estos puestos de trabajo se incluye al personal técnico de administración general, así como a economistas, informáticos, personal técnico medio y administrativos, que conforman aproximadamente el 40% de la plantilla de la Diputación.

No obstante, también se requerirán perfiles como los de ingeniería en telecomunicaciones, caminos, agricultura, medio ambiente, arquitectura, psicología, enfermería y deportes. Más de la mitad de las plazas serán de cualificación media alta.

Plazas inclusivas Por primera vez se ofrecerán en la OPE tres plazas destinadas específicamente a personas con discapacidad intelectual, después de haber realizado un estudio de la mano de Gureak, con el fin de contemplar puestos adaptados para este colectivo. “Esta medida pionera responde al objetivo de hacer de Gipuzkoa un referente del trabajo en pro de la inclusión social, normalizando la participación de las personas con discapacidad también en la función pública”, defendió Lasa.

El diputado explicó que el cálculo de número de plazas se ha realizado “aprovechando al máximo” el actual margen ofrecido por la ley y la flexibilización de las condiciones de la tasa de reposición para cubrir jubilaciones “en áreas prioritarias”, así como para consolidar puestos de trabajo, que permitirá convocar plazas cubiertas de forma interina desde 2005 y 2015.

“Una vez realizada esta gran OPE, el siguiente paso será dibujar cómo debe ser la institución del futuro, para dar respuesta a una sociedad y un mundo que cambian constantemente y a gran velocidad. Este es uno de los retos más importantes que tenemos como sociedad en Gipuzkoa”, apuntó.

La última gran OPE de la Diputación de Gipuzkoa se remonta a 2006, constó de 193 plazas y se presentaron 7.708 instancias. Por el contrario, en la pasada legislatura la oferta de empleo fue “prácticamente inexistente”, ya que en cuatro años solo se sacaron cinco plazas. Por ello, Lasa aseguró que la legislatura actual “supone un hito en la revitalización del empleo público” y recordó que entre OPE y bolsas de trabajo, “en estos años se han presentado a los procesos de selección casi 6.000 personas”.

En concreto, el diputado se refirió a los exámenes para cubrir 25 plazas de bomberos que se celebraron el año pasado y recordó que a principios de 2019 tendrán lugar las pruebas de la oposición de personal técnico para hacer frente al fraude fiscal, que constan de un total de 35 puestos fijos.

plazas definidas

58

La Diputación ofertará 30 plazas de personal técnico de administración general (TAG), 25 de trabajadores sociales y tres de médicos destinados a la valoración de dependencia.

sasa

Otros puestos. También se cubrirán puestos más específicos como los de ingeniería de telecomunicaciones, caminos, agricultura, medio ambiente, arquitectura, psicología, enfermería o deportes.