Echenique promete hacer una labor en Gipuzkoa “ciudadana y municipalista”

El socialista toma posesión como nuevo subdelegado del Gobierno

Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

donostia - El socialista Guillermo Echenique tomó ayer posesión como el primer subdelegado del Gobierno en Gipuzkoa en 80 años que accede al cargo “en una situación de plena normalidad”, con el propósito de hacer una labor en la institución “ciudadana y municipalista” y de colaborar con todas las administraciones.

Echenique (Donostia, 1954) prometió su cargo en un acto al que asistieron, entre otros, su antecesor, José Luis Herrador, y el delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza, así como altos mandos de la Ertzaintza, la Guardia Civil y la Policía Nacional, la fiscal jefe de Gipuzkoa, Idoia Zuriarrain, y el obispo de Donostia, José Ignacio Munilla. Además de una nutrida representación de miembros del PSE-EE, entre ellos Jesús Eguiguren, “gran amigo” de Echenique, acudieron a la ceremonia los alcaldes de las tres ciudades de su “infancia y adolescencia”;Eneko Goia, de la capital guipuzcoana;José Antonio Santano, de Irun, e Izaskun Gómez, de Pasaia.

Echenique hizo una defensa de la “ejemplar” transición que hizo España de la dictadura franquista a la democracia, y también recordó a todas las víctimas de ETA, entre ellas 324 guipuzcoanos asesinados. “Me gustaría citarlos uno a uno, una a una, pero los terroristas mataron a tantos que incluso nos arrebataron la posibilidad de citar, en actos como este, los nombres de los 858 asesinados o los de los 1.300 ciudadanos con minusvalías permanentes, o los de los 90 secuestrados o los de los miles que sufrieron amenazas, persecución y extorsión. Vaya para ellos nuestro homenaje, reconocimiento, afecto y recuerdo”, destacó.

Echenique definió el “bloque” formado por la Constitución de 1978 y el Estatuto de Gernika como “la piedra angular sobre la que se apoyan las actuales instituciones vascas y guipuzcoanas”. “La cooperación y la lealtad institucional han sido las herramientas que siempre hemos utilizado y seguiremos utilizando los guipuzcoanos para avanzar”, señaló. Su tarea para los dos próximos años se apoyará en cuatro pilares. “Dar un nuevo impulso a la vocación de servicio a la ciudadanía”, “visibilizar la acción y presencia del Estado en el territorio” e “impulsar la relación entre las administraciones periféricas de Francia y España” son tres de ellos.

Su otro objetivo, que es también “vocación personal”, es “mantener las necesarias relaciones de colaboración y cooperación con las instituciones guipuzcoanas”, con la Diputación y los ayuntamientos.

“Si hay una presencia en este acto que valoro muy especialmente, es la de los alcaldes y concejales. Mi más sincero agradecimiento. Os vais a encontrar con una Subdelegación del Gobierno ciudadana y municipalista. Al fin y al cabo, Gipuzkoa no es otra cosa que su ciudadanía y sus municipios”, subrayó.

Echenique defendió también “el gran proyecto de paz y convivencia que es Europa” y que ahora “se encuentra en riesgo si no sabemos resolver de forma justa los grandes retos a los que nos enfrentamos”.

“En los últimos años, estamos asistiendo a un repunte de quienes quieren destruirnos y su única fuerza son los titubeos y las indecisiones de la Europa decente que no acaba de hallar la solución y los consensos necesarios para afrontar los grandes retos;el último, el de la inmigración”, advirtió. - Efe