Mesa de Redacción

Herencia digital

Por Ana Úrsula Soto - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Tengo que reconocer que jamás me lo había planteado y, como yo, estoy segura de que hay mucha gente a la que ni se le había pasado por la cabeza. Somos conscientes de que en un momento de nuestra vida debemos plantearnos hacer un testamento para repartir nuestras posesiones entre nuestros allegados y para que se haga nuestra voluntad una vez no estemos ya aquí. Incluso cada vez más gente se anima a poner las reglas de los últimos momentos de su vida mediante el testamento vital, que ahora incluso se puede firmar con el médico de cabecera. Pero, ¿qué pasa con nuestra herencia digital? Harto complicado resulta acceder a una cuenta de Facebook, Twitter o Instagram de alguien que fallece, porque en ese ámbito las compañías desequilibran la balanza hacia la protección de datos. También es verdad que es cuestionable si un familiar tiene derecho a husmear en todas las conversaciones que haya podido tener una persona durante su actividad digital. Pero para evitar que todo eso quede en el limbo, incluida la información que podamos tener en nuestros dispositivos electrónicos o en la nube, está claro que debemos plantearnos hacer llegar nuestras contraseñas, claves y demás a la persona que elijamos antes de abandonar este mundo. Si hacerlo ante notario, lo dejo a opción personal de cada uno.

Secciones