Glad is the Day amplía su programa un día y refuerza la línea de música urbana

Momento de la actuación de Ghost Number & His Tipsy Gypsy en el Glad is the Day de 2017. (Gorka Estrada)
Alex López, Jon Insausti, Jon Aizpurua y Josu Urbieta, ayer, en la presentación de Glad is the day. (I.A.)

Se celebrará el 4 y 5 de agosto en el parque Cristina Enea y en las salas Le Bukowski y Dabadaba del barrio de Egia

Harri Fernández - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El festival diurno de música Glad is the Day que se celebra en el donostiarra barrio de Egia amplía su programación un día y “redobla” su apuesta por la música urbana en uno de sus escenarios. Así lo dieron a conocer el responsable de la sala Dabadaba, Alex López, y el de Le Bukowski, Josu Urbieta, en la rueda de prensa de presentación de la cuarta edición de este certamen, en la que estuvieron acompañados por el concejal de Cultura, Jon Insausti, y por el director de Acción Cultural, Jon Aizpurua.

López fue el encargado de definir las actuaciones y explicó que ha sido su objetivo “repetir el esquema” del año pasado, pero añadiendo al programa los conciertos o sesiones de “introducción” en las salas, que el año pasado no se percibieron como parte integral del certamen -fue el caso de Delorean, que actuó en Dabadaba un día antes del festival-.

De esta manera, el barrio de Egia disfrutará durante el 4 y 5 de agosto de más de 30 artistas que, además de en Cristina Enea, también actuarán en las dos salas del barrio, dentro de este festival que nació en el contexto de la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016 y que ahora pertenece a su legado -los responsables públicos garantizaron su continuidad a partir de este año a través de una dotación presupuestaria-.

Después de una toma de contacto nocturna en la primera jornada, para la que aún faltan un par de grupos por confirmar, el día 5 se celebrará el programa diurno, en la que todos los conciertos serán gratuitos.

El parque volverá a contar con dos escenarios, uno junto a la entrada, al lado de la casa del guarda de Cristina Enea, y otro más cercano a las ruinas del parque, nombrado como Castillito stage. Para este último espacio, que el año pasado estuvo dedicado a los djs, han decidido “redoblar la apuesta” por la música urbana como el hip-hop o el trap. “Artistas bastante destacados” como Pedro Ladroga, D’Valentina, Dinamarca o Gorpuzkings darán buena cuenta de ello.

En cuanto al escenario principal, pasarán diez bandas con estilos muy diferentes. López destacó como “plato fuerte” la presencia de Los Mirlos, “una leyenda” peruana de cumbia amazónica fundada en la década de los años 60. Esta banda es una “referencia indiscutible en la música tropical hecha en Perú” y ha publicado una treintena de discos hasta la fecha. “Puede ser un momento muy bonito”, aseguró.

Asimismo, también destacó la representación de grupos que han pasado por Dabadaba y por Le Bukowski a lo largo del año y que han dejado “buen sabor de boca” entre el público.

Es el caso del grupo de Usurbil Rukula, una banda que hace música instrumental mientras fusiona estilos como el funk, el rock o el stoner techno. También participará el donostiarra Javier Sun con su “pop rock rebelde y absolutamente real”, así como Melenas y el grupo Mujeres, además de la “sensación” de la cumbia digital con toque de rumba de los gallegos Esteban y Manuel.

A través del circuito DKluba participará la banda de rock Txarky y la “autora de poesías y amante del rap” Raitx. Por parte de Kutxa Kultur Kluba, lo hará la cantautora Sara Mansilla.

Los conciertos no lo serán todo en el parque, también habrá planes “familiares” como food trucks, una instalación artística, un mercadillo y también actividades infantiles.

Una vez finalizada la programación en Cristina Enea, quien lo desee podrá continuar en las sesiones de djs que se celebrarán en Dabadaba y Le Bukowski.

Secciones