La imagen renovada del paseo de Ondartxo

El nuevo Ondartxo recibió ayer a los primeros paseantes. ( Javier Colmenero)

La rehabilitación de esta zona de Pasai San Pedro es el primer proyecto finalizado de la regeneración

Marta Hidalgo - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Pasai San Pedro tiene ya un paseo marítimo renovado. El nuevo camino de Ondartxo fue inaugurado ayer después de siete meses de obras para su adecuación y rehabilitación. El proyecto se enmarca en el plan de regeneración urbana de Pasaialdea, junto a otras acciones como la recuperación del muelle de Trintxerpe o el aparcamiento subterráneo del Hospitalillo, previstos para el año que viene.

El nuevo Ondartxo cuenta con más espacio para los paseantes, un muro más alto que lo separa del mar y un espacio saneado e iluminado para lo que el Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio ha invertido 554.000 euros. En total, se han regenerado 600 metros de paseo que recorren el camino desde el club de remo de San Pedro hasta el antiguo astillero de Ondartxo, una superficie de 2.850 m2 junto al mar.

En la inauguración de ayer, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, celebró que la hoja de ruta para el municipio esté dando ya “sus primeros frutos” convirtiendo en realidad lo que hace tres años eran “proyectos y palabras”. Se refirió a la inauguración del paseo como un “símbolo importante” al ser el primer proyecto terminado en el marco de la regeneración de Pasaia.

El paseo es el camino de acceso a la factoría Albaola, uno de los museos más visitados de Gipuzkoa y llega hasta el lugar donde está siendo construida la nao San Juan. De esta manera, el entorno de estos dos atractivos de Pasaia se encuentra totalmente renovado para sus visitantes.

La diputada de Ordenación de Territorio, Marisol Garmendia, subrayó que la recuperación del paseo no es solo importante para los pasaitarras y sus visitantes, sino que es una apuesta por la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y la actividad económica del territorio.

Por su parte, la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, mencionó la importancia de la “complicidad y coordinación” en el trabajo conjunto entre la Diputación Foral, el Gobierno Vasco y los ayuntamientos para sacar adelante proyectos como el del municipio pasaitarra.

“Pasaia tiene una singularidad natural” y la regeneración del paseo que recorre uno de los lados de la bocana trae un “impacto turístico y económico”, manifestó la alcaldesa. Este proyecto de transformación urbana, dijo, “palía las necesidades de Pasaia” y hace que el territorio sea más “atractivo hacia el exterior”.

En la hoja de ruta para llevar a cabo esta rehabilitación se encuentra también la construcción del centro de Atención al Envejecimiento Adinberri, que se construirá encima del parking de Hospitalillo. El diputado describió el camino y su entorno como “un tesoro para Gipuzkoa y Euskal Herria” en el que aseguró que seguirán trabajando.

Secciones