en los próximos tres años

La Diputación de Gipuzkoa anuncia su mayor OPE en diez años, con 330 plazas

EFE - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 14:01h.

DONOSTIA. La Diputación Foral de Gipuzkoa ofertará en los próximos tres años unas 330 plazas de empleo público, su mayor OPE en la última década, cuyas oposiciones convocará gradualmente y servirán para "renovar y rejuvenecer" la plantilla de la institución y reducir su tasa de interinidad, que supera el 30 %.

El diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, ha informado hoy en rueda de prensa en San Sebastián de esta decisión, que será aprobada con carácter definitivo el próximo octubre por el Consejo de Gobierno.

Según ha explicado, esta "OPE masiva" a la que el ejecutivo foral dará su visto bueno tras el verano englobará unas 310 plazas nuevas correspondientes a 2018 y 21 más que fueron decididas y definidas el año pasado, lo que sumará una cifra total que rondará las 330 plazas.

Tras la pertinente "negociación con los sindicatos", que "podría ajustar" la cantidad de la oferta -"quizás con alguna plaza más"-, la Diputación prevé aprobar las bases del primer concurso-oposición hacia noviembre, por lo que sus exámenes podrían celebrarse en torno a mayo o junio de 2019, ha indicado.

Esta primera tanda corresponderá a los primeros 58 empleos ofertados, los únicos que están definidos hasta el momento, concretamente, 30 para técnicos de administración general (TAG), 25 para trabajadores sociales y 3 de médicos destinados a la valoración de dependencia y discapacidad.

Lasa ha destacado que la institución foral considera "prioritarios" estos puestos y con su cobertura pretende, por un lado, reforzar "figuras clave" en el trabajo que hacen las secretarías técnicas y agilizar así, por ejemplo, la tramitación de subvenciones o contrataciones, y por otro, hacer frente al aumento de las necesidades de atención social derivadas del envejecimiento de la sociedad guipuzcoana.

Ha señalado que "la gran oferta" de empleo público permitirá incorporar "nuevos perfiles y juventud" a la institución, de manera que "una nueva generación" de trabajadores empezará a hacer frente al "obligado relevo" de los 900 que se jubilarán a lo largo de los próximos siete años, lo que equivale a la mitad de la plantilla foral.

Esta OPE servirá asimismo para mejorar "la estabilidad" laboral en la Diputación y aminorar su tasa de interinidad, que, como ha reconocido, supera el 30 %, "debido fundamentalmente a la prohibición del Estado para convocarlas".

Lasa ha aclarado que para el cálculo del número de plazas anunciado "se ha aprovechado al máximo" el actual margen legal y la flexibilización de las condiciones de la tasa de reposición, consolidación y estabilización de plantillas, lo que ha permitido ahora sacar puestos cubiertos de manera interina en 2005 y 2015.

En este sentido, ha mencionado también que la oferta foral incluye 40 plazas para que sus funcionarios de carrera pueda participar en los turnos de promoción interna.

La OPE prevista contempla "puestos de trabajo transversales, como los TAG, economistas, informáticos, técnicos medios y administrativos, aunque también ofertará puestos más específicos y sectoriales de ingeniería en telecomunicaciones, caminos, agricultura o medio ambiente, arquitectura, psicología, enfermería, deportes o trabajo social. Más de la mitad de las plazas serán de cualificación media y alta.

Lasa ha resaltado además que las convocatorias incluirán tres puestos destinados y creados expresamente para discapacitados intelectuales, "una medida pionera" que busca normalizar la participación social de estas personas, también en la función pública.Las distintas convocatorias que a lo largo de tres años conllevará esta OPE responden a "la gran transformación" de la institución que persigue el gobierno foral con el fin de "sentar las bases de la nueva Diputación del futuro".