El PNV niega tensiones con el PSE por el pacto con Bildu

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, comparece en rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos aprobados por el Consejo de Gobierno (EFE)

Lakua acepta que los socialistas tengan su propia visión sobre el nuevo estatus

“Las diferencias están perfectamente previstas y asumidas en el acuerdo de coalición”

I. Santamaría - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El acuerdo alcanzado por el PNV y EH Bildu sobre el nuevo estatus no afecta a la relación de los jeltzales con su socio en el Gobierno Vasco, el PSE. Así se pronunció ayer el portavoz del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, Josu Erkoreka, pese a que los socialistas discrepan de este pacto y es que, a su juicio, “la máxima” que comparten todos los miembros del Gabinete es que la reforma estatutaria “cuente con el mayor consenso posible” en lo que queda de recorrido en el Parlamento y sea “integrador”. “El impacto de las diferencias que puedan producirse entre los partidos políticos que dan sustento a la coalición en la acción de Gobierno está siendo nulo”, zanjó Erkoreka al respecto, señalando que el Gobierno de Lakua se halla “firmemente comprometido con la ejecución del programa, suscrito por PNV y PSE, y que los resultados, francamente positivos, ponen de manifiesto que ese compromiso existe y que hay perfectamente sintonía entre ambas formaciones en lo que atañe a la labor que tenemos que desarrollar desde el Ejecutivo”.

En este contexto, Erkoreka detalló que se hallan “ultimando” el documento semestral de cumplimiento del programa de gobierno, y es que a su entender las diferencias que hayan podido producirse en cuanto al autogobierno entre jeltzales y socialistas “están perfectamente previstas y asumidas en el acuerdo de coalición”, que estableció “la absoluta libertad” de cada partido de defender sus posiciones. Según el portavoz, el PSE está “en su derecho” cuando habla de sus puntos de vista sobre la evolución de la ponencia de autogobierno y los acuerdos que se están alcanzando en su seno, pero también el PNV “está en pleno derecho de hacer lo que está haciendo”.

Así, todos los miembros del Ejecutivo comparten las declaraciones del lehendakari en las que aseveró que, “cuanto mayor sea el acuerdo” sobre la actualización del actual Estatuto, “mejor será el pacto que ser alcance”. “A mayor consenso, mejor será el pacto. Es la máxima que compartimos los miembros del Gobierno en relación con lo que debería dar de sí la ponencia de autogobierno y el debate parlamentario”, ahondó Erkoreka, para recordar que el propio acuerdo de coalición apunta a que los trabajos para profundizar en el autogobierno “deben contar con el mayor consenso posible e ir acompañados de una voluntad de integración y ampliación de los consensos”.

“Esa es la regla que inspira la actuación del Ejecutivo y confío en que los trabajos pendientes en el seno de la ponencia de autogobierno pueda aproximarse en la sintonía con el deseo expresado por el lehendakari”, argumentó el portavoz. Según su prisma, hay que tener “absoluto respeto a lo que debe ser un debate parlamentario que se está manteniendo con absoluta libertad y sin que el Gobierno pueda pretender tan siquiera interferir en un debate que tiene que tener su marco, su desarrollo y su ámbito de libertad de actuación”. “Tenemos claro que las formaciones políticas que integran la coalición tienen carta blanca cada una de ellas, desde el punto de vista de coalición, por lo menos, en lo que se refiere a su estrategia de actuación en lo que respecta a la ponencia de autogobierno”, recalcó.

reunión con madrid Paralelamente, Erkoreka adelantó que espera que en lo que queda del mes de julio se celebre una reunión bilateral con el Ejecutivo del PSOE para hablar de las transferencias pendientes y de los recursos presentados o que pudieran plantearse contra leyes vascas. Respecto a las relaciones que mantiene su Departamento con la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, dijo que los equipos técnicos “siguen trabajando en las cuestiones pendientes” con el objetivo de que pueda celebrarse una reunión bilateral lo antes posible”. En este terreno, apela a que la cita se centre en las transferencias pendientes y “en la retirada de los recursos presentados o con riesgo de ser presentados”.

Secciones