Impuestos y presión fiscal

Montero dice que el español no va a notar los 9.400 millones que, según Gestha, se van a ingresar de más

Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

MADRID - La ministra española de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que las pequeñas y medianas empresas (pymes), los profesionales y los autónomos quedarán eximidos de la subida de la fiscalidad del diésel que prevé implementar el Gobierno, y que los ciudadanos solo notarán esta subida de forma “mínima”.

En declaraciones a La Sexta, la titular de Hacienda explicó que la idea que estudia el Ejecutivo, alineado con Europa, es ir equiparando los niveles de precios del diésel con la gasolina “de forma progresiva”, de modo que los propietarios de turismos con motor diésel apenas lo noten. “Ni siquiera se va a percibir”, subrayó.

Montero enmarcó esta iniciativa en los cambios que baraja introducir el Gobierno español en fiscalidad medioambiental, buscando no tanto mejorar la capacidad recaudatoria sino impulsar su efecto disuasorio. En todo caso, aseguró que transportistas, autónomos y pymes estarán eximidos de este incremento. La ministra incidió en que “ni ciudadanos, ni pymes ni autónomos” se van a ver afectados por esta subida, que está orientada especialmente a las grandes empresas.

gestha, 9.700 millones Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que con las nuevas subidas de impuestos anunciadas por Pedro Sánchez, la recaudación aumentará, “como mínimo”, en 9.700 millones de euros, según Gestha.

No obstante, los técnicos consideran que esta cifra podría escalar hasta los 14.100 millones si se añaden los 2.500 millones que se ingresarían por las medidas de ahorro, eficiencia y calidad del gasto público, así como los 1.900 millones por elevar el IRPF a las grandes fortunas y el aumento de tipos de la renta del ahorro de los grandes patrimonios.

En concreto, del total de 9.700 millones, 4.000 corresponderían a Sociedades, 2.000 millones al impuesto a las transacciones financieras internacionales, 1.500 millones del fraude, 1.000 millones de la banca y 1.200 millones por el impuesto temporal a los ingresos digitales. - E.P.

Secciones