CAV-CONFEBASK CONSEJO

Confebask ve el destope de la cotización una amenaza para economía y empleo

Reunión de Confebask con otras patronales.

EFE - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 15:42h.

Bilbao- La patronal vasca Confebask ha considerado que la eliminación de la base máxima de cotización a la Seguridad Social representa "una amenaza" para la recuperación económica y del empleo, y ha advertido de que en Euskadi supone un "sobrecoste" de unos 525 millones de euros, que asumirían en su mayor parte las empresas pero que también afectaría a unos 100.000 asalariados vascos, que verían mermados sus salarios.

Tras el Consejo General que Confebask ha celebrado en Bilbao, el presidente de la organización empresarial, Roberto Larrañaga, ha dado cuenta de la buena evolución económica y del empleo, pero ha alertado sobre el planteamiento "contraproducente" y "peligroso" del Gobierno de Pedro Sánchez de "destopar" las cotizaciones a la Seguridad Social, ante el que la patronal vasca se sitúa "radicalmente en contra".

En Euskadi, según las estimaciones de Confebask, supondría "un sobrecoste" de 635 millones de euros, de los que 525 millones asumirían las empresas y el resto los trabajadores. Siendo el País Vasco la comunidad autónoma donde los sueldos son más altos, la medida afectaría a unos 100.000 trabajadores con salarios superiores a los 45.000 euros anuales.

Larrañaga ha insistido en que "una nueva obligación fiscal" supondrá "mermar radicalmente" la competitividad de las empresas y ha advertido de que a ello se suma "la incertidumbre" en torno a las intenciones del Gobierno del PSOE en relación a la reforma laboral ante los "retoques" anunciados.

Según ha indicado, la reforma laboral "se puede mejorar en algunos aspectos", pero también "ha servido para mantener muchos puestos de trabajo que, en caso contrario, se hubieran perdido".Por otra parte, el dirigente empresarial ha avisado de que el absentismo laboral no justificado en Euskadi, en "niveles récord" y la comunidad con más horas no trabajadas que se abonan a los empleados, se está convirtiendo en "un problema de primer orden" para las empresas al incidir "ya" en su competitividad " gravemente" y ha afeado a los sindicatos "no querer" plantear medidas para combatirlo.

Larrañaga ha apostado por el mantenimiento de una política fiscal y laboral que incentive la actividad y la contratación en un contexto de recuperación, en el que Confebask mantiene sus previsiones para este año en Euskadi: un aumento del PIB de un 2,9 % y unos 18.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social.

Según estima, el próximo año la economía vasca puede volver a los niveles de empleo anteriores de la crisis, es decir, a emplear a los 790.000 trabajadores que empleaba a finales de 2008.

Larrañaga ha asegurado que la mejora económica se está trasladando a la calidad del empleo, con un crecimiento de la contratación indefinida en Euskadi de un 22 % en el primer semestre.

Según Confebask, en 2018 se formalizarán en Euskadi 90.000 contrataciones indefinidas, en un año en el que "la economía vasca va a formalizar más contratos indefinidos que los registrados en los años previos a la crisis" .

Larrañaga ha evidenciado que la buena situación económica también tiene su reflejo en los salarios, con subidas pactadas, según datos del Consejo de Relaciones Laborales, de 2,3 % en los convenios registrados en Euskadi hasta abril.

El responsable empresarial se ha referido a datos del INE para indicar que los trabajadores vascos son "los que menos poder adquisitivo han perdido" durante la crisis y que Euskadi, donde el 45 % de los trabajadores cobra "por encima de 2.000 euros mensuales", tiene los salarios más altos del Estado.

Según Confebask, la recuperación económica y del empleo se sustenta en la demanda interna pero de manera significativa en las exportaciones. Con un récord de las exportaciones en los cuatro primeros meses del año y un aumento del 10 %, las empresas vascas encabezan el ranking exportador en España (sus ventas suponen el 8,5 % del total).

Entre los "riesgos" existentes y además del "destope" de las cotizaciones sociales citado, están las "incertidumbres geopolíticas globales", entre ellas la política proteccionista de Donald Trump, el desenlace del "brexit" o el repunte del precio del petróleo, según ha dicho.

Larrañaga ha reclamado que se cuide el "entorno empresarial" porque "a más empresa, más generación de riqueza y empleo" y ha valorado la estabilidad política e institucional en Euskadi porque "genera confianza".

Asimismo, ha apostado por acuerdos en el seno de las empresas en favor de la conciliación laboral y familiar y la reducción de la brecha salarial de género, con medidas que beneficien a empresa y trabajador.

Respecto a la empleabilidad de los jóvenes, ha valorado el modelo de formación dual, con trabajo en las empresas y ha pedido al nuevo Ministerio de Empleo que dé cobertura legal "contrato universitario dual" -la ley sólo prevé ahora la figura de contrato de aprendizaje en la Formación Profesional-.

Asimismo, ha avisado que siete de cada diez empresas vascas dicen que tienen dificultades para encontrar las personas con las cualificaciones que necesitan, por lo que ha valorado el acuerdo firmado recientemente entre Confebask y el Gobierno Vasco sobre empleo y cualificación para afrontar una formación adaptada a las necesidades empresariales. EFE

Secciones