Smart Regions: los territorios inteligentes

Tecnologías ‘smart’ para vivir mejor

Desde la especialización inteligente hasta la economía circular, los elementos que definen una smart region tienen como objetivo el bienestar ciudadano

B. Sotillo - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

bilbao - “La smartización territorial es un ejercicio de igualdad, se trata de evitar brechas”, señaló ayer Jesús González Mateos, editor de Aquí Europa, al iniciar las conclusiones de una extensa jornada dedicada a las Smart Regions en la que quedaron claras las implicaciones entre el desarrollo de las tecnologías, la economía sostenible y el bienestar humano. Más de una decena de expertos abordaron desde distintos puntos de vista un tema común: el futuro que queremos, con sus inevitables retos y desafíos y también las posibles soluciones.

El foro Smart Regions que durante toda la mañana de ayer se desarrolló en el Auditorio del Parque Tecnológico de Bizkaia fue un encuentro “de marcado carácter europeo” en el que se repasaron las políticas de la Unión Europea, las iniciativas de la Comunidad Autónoma Vasca y de Nafarroa y las acciones concretas de empresas como Vodafone, Acciona e Irizar para lograr que las Smart Cities y Smart Regions y su especialización inteligente sean una realidad y que no avancen de forma aislada, sino “que trabajen unas junto a otras con el objetivo de una Europa sostenible”.

Tras la presentación del foro por parte de Juan José Baños, CEO de We Basque, firma organizadora del acto, Jesús González Mateos avanzó su desacuerdo con la traducción de Smart Regions como territorios inteligentes, “porque -dijo- parece que hubiera otros que son territorios tontos”. En opinión del editor de Aquí Europa, el término smart se refiere principalmente al esfuerzo por ser eficientes con los recursos limitados que tenemos”. El CEO de WB, por su parte, destacó la importancia de “pasar de las Smart Cities a las Smart Regions porque poniendo el foco solo en las ciudades se corre el riesgo de dejar fuera zonas imprescindibles para el avance de un país”.

Daniel Calleja, director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, hizo acto de presencia a través de esas tecnologías que permiten hablar de territorios inteligentes y explicó el “papel prioritario” de las regiones en la transición hacia el crecimiento sostenible y la economía circular. Así, Calleja detalló que los presupuestos europeos se han hecho eco de los importantes desafíos que plantea un crecimiento económico que consume más recursos de los que nos podemos permitir. “Una cuarta parte de los presupuestos europeos -dijo el director general de Medio Ambiente- deben dirigirse a generar menos polución y a crecer de forma más equilibrada”. Ahí se inserta la nueva política europea sobre residuos, que no solo permitirá reducir emisiones y luchar contra el cambio climático, sino que también es un elemento clave para el avance de la economía circular y los cambios en la forma de consumir.

El foro, que se estructuró en cuatro mesas redondas, abordó el papel de las regiones inteligentes;data y TIC, plataformas y conectividad;la economía circular, sostenibilidad medioambiental y eficiencia energética;y movilidad y transporte inteligente. En el primer panel, Santiago Donat, responsable de Programas de la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea, destacó que ante los grandes cambios que está viviendo Europa -globalización, descarbonización, nuevas tecnologías, automatización, etc.- “es importante tomar medidas para hacer frente a una distribución desigual de los beneficios de la globalización”.

Ejes y proyectos Damien Périssé, director responsable de Asuntos Marítimos en la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas, incidió en el reflejo y las sinergias de la economía de los sectores marítimos -pesca, construcción naval, salud, transporte- en los territorios y desgranó una serie de proyectos de investigación relacionados con el medio marítimo.

Aitor Urzelai, director de Innovación, Emprendimiento y Agenda Digital del Gobierno Vasco, empezó señalando que la Agenda Digital vasca 2020 “contribuye a que Euskadi sea una Smart Region y desglosando los cuatro ejes, once retos, 36 líneas de acción y 62 líneas tractoras contenidos en ella. Urzelai se refirió a la necesidad de impulsar el emprendimiento y facilitar la digitalización de sectores económicos relevantes, como el comercio, el turismo o el sector pesquero, entre otros.

Para hablar de Data y TIC se contó con la presencia de Enrique Martínez Marín, vocal asesor de la Secretaría de Estado y Coordinador del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes en España, Taina Tukiainen, asesora principal para el Comité Europeo de las Regiones y profesora en la Universidad Aalto y Witten-Herdecke, y Gonzalo Fernández, director de ventas de Smart Cities y Big Data para Administraciones Públicas en Vodafone. Todos ellos se centraron en las ventajas y los riesgos de la tecnología y abordaron su utilización transversal y extensa para que pueda dar respuesta a los desafíos presentes y futuros.

La economía circular, un concepto que había aparecido en muchas intervenciones, fue tratado de manera específica por Isabel Elizalde Arretxea, consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración local del Gobierno de Navarra;María Antonia Valero Sin, responsable de Medio Ambiente y Dirección de Calidad de Acciona Construcción;y María Rincón-Liévana, miembro de la unidad de producción Sostenible, Productos y Consumo de la Dirección General de Medio Ambiente de la CE. Rincón-Liévana, que intervino por videoconferencia, reseñó los pasos dados por la UE para transitar hacia la economía circular, propiciando la utilización durante más tiempo de los productos, la reducción de residuos y la optimización de materias primas.

En la cuarta mesa, dedicada a la movilidad, Roberto San Salvador del Valle, director de Deusto Cities Lab Katedra, y Hector Olabegogeaskoetxea, de Irizar e-mobility, evidenciaron todo lo que queda por avanzar en el terreno de la movilidad sostenible a pesar de lo mucho ya hecho en electrificación de transporte público, conectividad y transformación energética.

los ponentes

“La especialización inteligente ayuda a las regiones a promover, planificar y acompañar su proceso de modernización económica”.

“El desarrollo tecnológico se estaba haciendo de forma vertical, sin coordinación, y eso se solucionó con la creación de plataformas”.

“En nuestro ambicioso plan medioambiental el centro tecnológico tiene un papel muy importante y nos busca soluciones innovadoras”.

“Hay que tener en cuenta el reflejo que la economía marítima tiene en el territorio y las sinergias de la estrategia para ese sector”.

“La ciencia modela el territorio y tiene un efecto multiplicador porque los canales científicos activan las ciudades y regiones”.

“La batalla de las Smart Regions en realidad no se libra en el campo de las tecnologías, sino en el de la cultura y el servicio a la sociedad”.

“Si queremos hacer de Euskadi una Smart Region debemos trabajar en la digitalización de empresas, ciudadanos y Administración”.

“Este es el momento para la transformación digital de los territorios porque vivimos una situación económica y política propicias”.

“Para nosotros también es importante la reciclabilidad del producto y adelantarnos a lo que se necesitará dentro de 30 años”.