Imanol Lasa Diputado de Gobernanza y Portavoz foral

“En Gipuzkoa hay talento, ambición y recursos para afrontar con éxito el futuro”

Imanol Lasa, diputado de gobernanza y portavoz foral

A falta de menos de un año para que se celebren las elecciones forales, el portavoz Imanol Lasa ve a Gipuzkoa con fortaleza y ambición para construir su futuro

Iraitz Astarloa Ruben Plaza - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Llevan tres años al frente del Gobierno foral. Es hora de hacer balance.

-Hemos cumplido con la palabra dada. Ahí están los planes de promoción económica que han hecho que la situación del territorio haya mejorado sustancialmente;un problema como la gestión de los residuos está encauzado;las carreteras, con el avance de las obras en Deskarga, fundamentales para terminar con la famosa Rotonda de Gipuzkoa;y hemos conseguido que los presupuestos de la Diputación sean los más sociales. La economía, las políticas sociales y las inversiones han sido claves a la hora de asentar las bases para la construcción del futuro del territorio.

Los guipuzcoanos dan una nota de 6,15 a su gestión ¿Qué van a hacer para subir al notable?

-Hoy en Gipuzkoa aspiramos a crecer y fortalecernos como territorio y, además, creo que lo vamos a hacer entre todos. El futuro de Gipuzkoa se va a construir uniendo fuerza, talento y recursos. Hemos avanzado muchísimo en la colaboración, en la convivencia y en el respeto, y eso está dando frutos en innumerables proyectos entre diferentes agentes que antes no nos juntábamos. Hay otra cercanía, otra apertura y otra colaboración. Eso se percibe en el territorio de Gipuzkoa y por eso la ciudadanía guipuzcoana nos da una nota de un 6. Pero somos inconformistas y queremos afrontar con éxito el futuro del territorio, porque también hay una incertidumbre.

¿En qué sentido?

-La crisis económica nos ha dejado una gran enseñanza que es que en cinco años las cosas han cambiado más que en los cincuenta anteriores. ¿Cómo podemos en este entorno tan turbulento y tan cambiante afrontar con éxito los retos que tenemos en el territorio? Creo que la ciudadanía avala el trabajo realizado, pero no se conforma y lo que busca es certidumbre, seguridad, apuestas de futuro para que Gipuzkoa siga siendo un territorio moderno y avanzado en lo económico y en lo social.

Han puesto en marcha Etorkizuna Eraikiz, que engloba la nueva agenda política de Gipuzkoa. ¿Cuáles van a ser las prioridades en el año de legislatura que resta?

-Hoy Etorkizuna Eraikiz ya es el proyecto de la sociedad guipuzcoana y sus proyectos de futuro ya empiezan a ver luz. Las fundaciones de los proyectos estratégicos ya están en marcha y a partir de ahora vamos a ir viendo cómo empiezan a aparecer los primeros resultados de todo este trabajo que se está haciendo para apuntalar el futuro. Tenemos Adinberri en Pasaia;Ziur, como esa agencia para ayudar a las empresas a afrontar los ataques cibernéticos;tenemos también toda la apuesta estratégica ligada a la electromovilidad;2deo y todo el ecosistema que se va a generar en torno a Tabakalera;y todo lo referente a la gastronomía 4.0.

Define Etorkizuna Eraikiz como el proyecto de todos los guipuzcoanos, sin embargo, solo uno de cada cuatro conoce lo que es.

-Tenemos que seguir explicando a la ciudadanía lo que supone de proyecto estratégico y de ambición para el territorio. Quizás más de uno conozca uno u otro proyecto, pero no sabe que es parte de un todo. Tenemos toda una ciudadanía que cree que la Diputación está siendo un agente importante en la recuperación económica y en hacer de Gipuzkoa un territorio más igualitario, no solo en proyectos estratégicos, sino en otras iniciativas como la igualdad, la conciliación, la corresponsabilidad, la participación de los trabajadores, los programas de inclusión, de gestión de la diversidad… En Gipuzkoa hay talento, ambición y recursos para afrontar con éxito el futuro.

Accedieron al Gobierno en un momento de profunda crisis socio-cultural y de desconfianza en torno a las instituciones públicas, lo que ha acarreado un cambio en la manera de hacer política.

-Hace casi cuatro años la sociedad guipuzcoana tuvo que elegir entre estilos opuestos. Colaboración frente a imposición, acuerdo frente a división y dinamismo frente a la inactividad. Después de estos años, hay un nuevo color, una nueva manera de trabajar, de abordar los problemas, de solucionarlos, hay un buen rollo en el territorio y eso se tiene que seguir manteniendo para fortalecer el territorio. Hoy elegir un partido político es elegir un modelo de sociedad. Hacer futuro es apostar por los proyectos estratégicos, por una nueva manera de trabajar, sin dejar a nadie en la cuneta.

¿Cómo ha funcionado la coalición PNV-PSE?

-Creo que fue clave el fijar, al principio de legislatura, un plan estratégico de gestión con unas estrategias, unos objetivos y unos indicadores que midieran claramente. Eso ha ayudado mucho en una gestión eficiente y, que las relaciones entre socios hayan estado basadas en la confianza, ha llevado a que los resultados hayan sido positivos. Será ahora, una vez que vayamos a las urnas, cuando los guipuzcoanos decidan la fuerza que tiene que liderar el futuro del territorio. Y creemos que en ese sentido que el PNV, en estos momentos, se ha convertido en Gipuzkoa, por su capacidad de gestión, por el liderazgo mostrado cuando ha habido problemas, porque es quien ha tejido consensos en Gipuzkoa con el Gobierno Vasco y logrando inversiones desde Madrid, el mejor preparado para liderar este nuevo tiempo.

¿Prevé episodios de tensión con sus socios de gobierno?

-No. Tenemos la legislatura bien marcada y orientada. Queremos seguir avanzando en los proyectos hasta el último día y creo que no tiene por qué haber. Bien es cierto que cada partido presentará sus candidatos dentro de un año, pero hasta ese momento, entiendo que la relación se basará en la confianza y la lealtad porque queda mucho por hacer.

¿Cómo han visto a la oposición?

-Desnortada, sin proyecto alternativo para Gipuzkoa y en muchas ocasiones, tristemente, en posiciones muy alejadas de la realidad social y económica del territorio. Está muy noqueada y lanzando mensajes muy populistas. La sociedad guipuzcoana es muy madura, muy seria y muy rigurosa. No le valen recetas mágicas muy lejanas de la realidad.

Les acusan de choque de egos y de propagandistas.

-Cuando no se sabe qué decir es la crítica más fácil. Es verdad que hay una comunicación con la ciudadanía muy intensa porque está siendo una gestión muy transparente y muy eficiente. Desde ese punto de vista es normal que estemos apareciendo porque se han desatascado muchos proyectos. Queremos estar con mucha gente, en muchos sitios. Es lo que nos toca hacer y lo vamos a seguir haciendo.

El último sociómetro de Gipuzkoa augura dos junteros más para el PNV y uno menos para el PSE tras las elecciones del próximo año. Con esos datos en mente, ¿el cuerpo les pide gobernar en solitario?

-El PNV y Markel Olano tienen una visión del territorio muy certera, conocen muy bien el territorio, cuáles son los retos que tenemos y cómo construirlos. El PNV aspira a ejercer un papel de liderazgo, pero lo queremos hacer colaborando y experimentando con todos los agentes y para ello serán necesarias otras fuerzas políticas y también el papel del asociacionismo, tan importante en el territorio. El PNV muestra centralidad y capacidad de liderazgo, Markel Olano es el líder mejor valorado de Gipuzkoa, el más apegado a la realidad, está trabajando de manera incansable con todo el mundo y eso es lo que más necesita Gipuzkoa.

Esta tranquilidad política choca con la marejada del resto del Estado. ¿Qué escenario se abre tras la moción de censura a Rajoy?

-Lo de Rajoy era insostenible. Pedro Sánchez tendrá que demostrar que más allá de la foto hay fondo. Todavía está en cuarentena. Por ahora, lo único que ha demostrado son algunos cambios en la forma. En Gipuzkoa en estos momentos hay un color diferente, hay muchísimas personas con nuevas ideas, con ganas de trabajar, de vivir y convivir y hacer de Gipuzkoa un territorio más próspero económicamente, que todo el mundo tenga posibilidades de idear un proyecto de vida mucho mejor que el que tenía hace unos años. Hay ganas de apostar por lo nuevo, por mejorar lo que tenemos. Ese talento y esa ambición no las observo en España. Gipuzkoa en pocos años ha cambiado mucho. En estos momentos nos sentimos mucho más cerca de la forma de vida, de los valores, de la gestión, de la forma de resolver los problemas de los países nórdicos o centroeuropeos que de España.

Esta semana se ha producido una reunión entre Sánchez y Torra y, aunque parece que se han acercado posturas, sigue sin haber avances en torno a la cuestión catalana.

-Nosotros seguimos manteniendo unas excelentes relaciones con el Gobierno catalán y los partidos catalanes, que saben que el Gipuzkoa tienen un Gobierno amigo y leal. Desde aquí observamos que nosotros necesitamos dar pasos para afrontar nuevas metas para Euskadi y Gipuzkoa. Si trabajamos el futuro del territorio, también es esencial un sistema institucional que nos permita construir nuestro propio futuro, para lograr a institucionalizar el derecho a decidir en Euskadi. Y solamente lo podremos conseguir si vamos de la mano una mayoría social junto a los partidos políticos y las instituciones. Decimos que el mundo ha cambiado, que la política debe evolucionar, y en este sentido, sí creo que hace falta un nuevo marco legal que pueda responder a esa demanda social y política de un nuevo acuerdo con el Estado basado en la bilateralidad, el respeto, el diálogo, pero que reconozca claramente al pueblo vasco como sujeto de decisión.

Secciones