Mesa de Redacción

El VAR

Por Ramón Sánchez - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Tengo que reconocer que yo no era muy partidario del VAR. Me daba la sensación de que iba a ir en contra de la esencia del fútbol, que es un juego en el que las interrupciones son perjudiciales para su desarrollo. Pero ahora que acaba de concluir el Mundial de Rusia, donde se ha implantado en toda su extensión, no me queda otro remedio que admitir que las nuevas tecnologías, aplicadas con sentido común y con la mayor rapidez, favorecen la justicia en el deporte y contrarrestan el error y el engaño -muy comunes, por cierto, en campeonatos como la Liga-. La principal reticencia a este sistema radicaba en la pérdida de tiempo que podía ocasionar, pero la cita rusa ha demostrado que no ha sido para tanto. Según un estudio publicado por el diario The Economist, el VAR solo interviene en el 1% de lo que dura un partido como promedio. Es decir, que no interfiere en la hora y media de un encuentro más que las lesiones fingidas por los futbolistas, el lanzamiento de las faltas o penaltis o las tanganas que se suelen montar en algunos lances. Al menos, su utilización en el Mundial, aunque precisamente en la final de ayer dejara al descubierto alguna laguna, ha servido para hacernos a la idea de lo que vamos a presenciar en Anoeta y en los demás estadios de la competición doméstica... El VAR ya está aquí.