El cambio climático que ya acecha Tolosa

A través de casos prácticos, el Ayuntamiento va a crear una guía para saber cómo actuar ante catástrofes

Reportaje y fotografía de Marta San Sebastián - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

El Ayuntamiento de Tolosa, de la mano de investigadores de Tecnun, Escuela Superior de Ingeniería, y dentro del proyecto subvencionado por IHOBE, Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco, está elaborando una guía para mejorar el nivel de resiliencia ante el cambio climático, junto con agentes que suelen intervenir en la gestión de este tipo de crisis.

En los grupos de trabajo han participado agente de la Ertzaintza de Tolosa, Protección Civil, Ur Agentzia, departamentos de Obras y Servicios, Medio Ambiente, Servicios Sociales y Policía Municipal del Ayuntamiento, Departamento de Salud, Cruz Roja de Tolosa, Gipuzkoako Urak, bomberos de Gipuzkoa, y la DYA de Tolosa.

El nivel de resiliencia mide la capacidad de cualquier sistema, en este caso del municipio de Tolosa, para resistir, adaptarse y recuperarse ante un gran impacto. En los últimos años, el 70% de los desastres naturales que han azotado la tierra han estado relacionados con el clima, el doble que hace 20 años, según datos de la Organización de las Naciones Unidas.

Para la mejora de ese nivel ha sido imprescindible identificar los impactos que se prevé que puedan darse a causa del cambio climático. IHOBE ha analizado los riesgos más significativos. Según este análisis, y teniendo en cuenta los violentos fenómenos meteorológicos que se prevén, los mayores daños materiales y personales vendrán como consecuencia de las inundaciones y las olas de calor.

Por otra parte, han analizado las infraestructuras críticas de Tolosa. Se denominan infraestructuras críticas aquellas que son necesarias para el funcionamiento de una ciudad, como pueden ser, la energía, agua, transporte, telecomunicaciones, sistema sanitario, educación... Si una de ellas deja de funcionar, influye en las restantes. Existe entre ellas una dependencia mayor de la que se cree. Si falla una, por ejemplo, la energía, existen bastantes posibilidades para que las demás también dejen de funcionar, debido a una reacción en cadena. Por ello, este proyecto tiene también como objetivo mejorar la resiliencia de las infraestructuras críticas de Tolosa.

“Para elaborar la metodología y protocolos adecuados, es imprescindible recoger las aportaciones de los agentes más significativos que participan en la gestión de las crisis, debido a su mayor conocimiento del tema”, explica la alcaldesa de Tolosa, Olatz Peon Ormazabal. Al ser un proyecto que tiene en consideración el cambio climático, el municipio y las infraestructuras críticas, se ha buscado la participación de diversos sectores. “Quiero agradecer su participación en este proyecto. Ha surgido un bonito grupo y seguiremos trabajando, mejorando la coordinación entre todos los sectores”, reconoce la alcaldesa.

La sesión de trabajo que se ha desarrollado recientemente ha tenido como objetivo “darnos cuenta de la necesidad de estar preparados para hacer frente a situaciones extremas, conocerse entre los diversos agentes y actualizar la metodología y los protocolos”.