ACOSO SEXUAL

La Fiscalía pide ampliar la instrucción del caso del tatuador de Donostia

EFE - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:35h.

Donostia- La Fiscalía de Gipuzkoa ha solicitado ampliar el plazo de la instrucción del caso del tatuador de Donostia que se encuentra en prisión provisional por distintos delitos de índole sexual, como el acoso y los abusos supuestamente sufridos por una veintena de mujeres, varias de ellas clientas del establecimiento que regentaba en Donostia.

En un escrito remitido al Juzgado de Instrucción número 3 de la capital guipuzcoana, al que hoy ha tenido acceso EFE, el Ministerio Público explica que, al no tratarse de una "causa compleja", el período de instrucción de este asunto debería ser de seis meses, plazo que finaliza el próximo 26 de julio.

A pesar de ello, la Fiscalía opina que aún es "necesario" practicar más pruebas "para el esclarecimiento de los hechos investigados" ya que, entre otras diligencias, aún está "pendiente" el examen de los "dispositivos" digitales del acusado, después de que el pasado 29 de mayo se llevaran a cabo el "clonado" del disco duro de su ordenador y el de la memoria de su teléfono móvil.

En opinión del Ministerio Público, del examen de estos dispositivos podría derivarse "la necesidad de practicar otras" diligencias "nuevas", por lo que resulta "evidente" que "el plazo que resta de duración de la causa" es "manifiestamente insuficiente" y demanda, por ello, un tiempo "mayor de instrucción que asegure la práctica" de todas las pruebas necesarias.

Por este motivo, solicita que se declare "la complejidad de la causa" y se establezca un nuevo plazo de año y medio con el fin de proseguir la instrucción. Una petición a la que, según ha anunciado a EFE el abogado del investigado, Fernando Pamos de la Hoz, la defensa no se opondrá, si bien volverá a reclamar la puesta en libertad de su cliente al considerar que el "retraso en la instrucción" no se le puede imputar a él.Fernando Pamos ha aclarado, en este sentido, que su patrocinado, en prisión provisional, desde el pasado 8 de febrero, "no puede estar a expensas de lo que tarden personas ajenas a él en cumplimentar pruebas".

El letrado ha calificado además de "sorprendente", el hecho de que, "en una causa con preso" como ésta, la Audiencia de Gipuzkoa haya señalado para el próximo 27 de septiembre la deliberación sobre un recurso interpuesto por él mismo, contra la denegación de una práctica de pruebas en ese caso, mientras el investigado continúa "en prisión" todo este tiempo.

La Audiencia de Gipuzkoa ya rechazó el pasado mes de junio la puesta en libertad del tatuador que había sido solicitada por sus abogados defensores, Fernando Pamos y Cristina Morcillo, argumentando que el "arraigo" en nuestro país de su cliente, de nacionalidad venezolana, permitiría su salida de la cárcel y que la adopción de otras medidas cautelares, "menos restrictivas", garantizarían igualmente su "sujección al proceso penal" abierto en su contra.

La defensa apeló asimismo a la supuesta "debilidad" de los indicios existentes contra su patrocinado quien, a su entender, sería víctima de un "efecto llamada" a la denuncia realizado en las redes sociales, y mantuvo que debido a las "dolencias médicas" que padece y sus "limitados" recursos económicos "difícilmente" podría eludir la acción de la justicia.

No obstante, el tribunal rechazó su excarcelación, al apreciar en este caso "un evidente riesgo de reiteración delictiva" pues, tal como señaló en un auto, "el hecho de que su local se haya cerrado no excluye que trabaje en su casa, en otra ciudad donde el impacto mediático del asunto no haya sido tanto, o incluso en el extranjero".

Entre otros argumentos, la Audiencia Provincial, alegó igualmente que podría "existir un riesgo de elusión de la acción de la justicia" debido a la nacionalidad extranjera de este hombre y a la familia que tiene en su país de origen. EFE|K:Justicia e interior|