El Gobierno español justifica la operación contra las pancartas en Iruñea

Concentración ayer en Iruñea por los jóvenes de Altsasu. (Foto: Efe)

Acusa a los titulares de las viviendas de incitar al “odio” a la Policía y el “descrédito” del Estado

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

iruñea - La delegación del Gobierno español en Nafarroa mostró ayer su voluntad de que “se puedan llegar a esclarecer los sucesos de 1978” pero esto, remarcó, “ni justifica, ni ampara el descrédito de las instituciones del Estado ni de la labor que realiza Policía Nacional en aplicación de la legalidad vigente”.

De esta forma se pronunció en un comunicado, en el que también confirmó que la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de la Policía española ha citado mediante notificación a las personas en cuyos domicilios se exhiben pancartas de contenido “calumnioso” contra instituciones del Estado, según lo interpretó.

Las pancartas llevan inscripciones como Crimen de Estado o Inpunitateari Stop Impunidad junto con fotografías de los hechos y el logo de la plataforma Sanfermines 78 Gogoan. Las cuatro personas citadas en las diligencias, que la propia Policía española habría iniciado de oficio, son las titulares de las viviendas. Los carteles todavía permanecían visibles ayer.

Junto a esas pancartas, argumenta la Delegación del Gobierno español, se muestran otras que, “a pesar de no constituir por sí mismas un presunto delito, se exhiben en unidad de acción dentro de una campaña de incriminación, desprestigio e incitación al odio contra los miembros de la Policía Nacional con la excusa de rememorar los trágicos sucesos de 1978 en los que fue asesinado Germán Rodríguez”.

La citación, según explicó, se realiza para que presten declaración como investigados por un presunto delito de calumnias contra las instituciones del Estado y poder así esclarecer los hechos. Y se enmarca en las diligencias policiales iniciadas de oficio por la Policía Nacional.

La investigación policial abierta contra el colectivo Sanfermines 78 Gogoan por un presunto delito de injurias a las instituciones del Estado generó ayer un malestar profundo en la propia asociación como en diversos colectivos, y provocó también la crítica política de la mayoría parlamentaria. El senador de EH Bildu, Jon Iñarritu, registró ayer varias preguntas dirigidas al Gobierno español sobre este asunto.

“40 años después, no solo es imposible conocer una verdad clasificada sino que, además, denunciarlo es una injuria al Estado”, criticó ayer el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, que reprochó que lo lesivo sea denunciar los hechos de 1978 y no que “fueran cometidos”.

También fue crítico el líder de Podemos en Nafarroa, Eduardo Santos, que consideró “grave” la persecución a la libertad de expresión por parte de los poderes públicos es grave”. “Por no hablar de que la impunidad de lo que pasó todavía lo es más”, apuntó.

Mientras, Batzarre recordó que la expresión “crimen de Estado” ha sido habitual para referirse a los GAL o el BVE. “Una democracia sana debe investigar, juzgar y depurar responsabilidades, además de reparar a las víctimas. Y desde luego nunca pretender juzgar a quien califique los hechos de crimen de Estado”, argumentó la formación integrada en Izquierda-Ezkerra. - N.G.

Secciones