Cerró con tres y convirtió el derecho en su lado fuerte

Asier Garitano sigue de cerca las evoluciones de sus futbolistas durante el entrenamiento del pasado sábado en Zubieta. (Javi Colmenero)

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

ataques posicionales

fase de ataque - Como era de esperar, durante la mayor parte del partido de ayer al primer equipo blanquiazul le correspondió asumir la posesión del balón e iniciar desde atrás ataques posicionales. Los txuri-urdin apenas dispusieron de oportunidades para desarrollar transiciones ofensivas, registro que podrán ensayar durante próximos compromisos. Así que a la hora de abrir al combinado de Sanse y Real C, Asier Garitano optó por convertir a su escuadra en asimétrica, modificando el dibujo con el objetivo de ensanchar el campo. El cuadro blanquiazul insistió en intentarlo por las alas, y apenas recurrió a los servicios interiores para superar líneas adversarias.

Cuando tenía el esférico, la Real cerraba atrás con tres futbolistas (Aritz, Llorente y Kevin), con Zaldua asumiendo todo el carril derecho que le dejaba libre Luca Sangalli. El canterano centraba su posición y formaba con el propio Zaldua y con Illarramendi, escorado al sector diestro, un triángulo que dio sus frutos gracias a un notable juego asociativo. Ese fue el lado fuerte txuri-urdin, con Oyarzabal (y a veces un Willian José de constantes permutas con el eibartarra) abriendo el campo en la izquierda, sector menos utilizado.

Zurutuza

Secciones