Un continente por explorar

Mapa de África. (PIXABAY)

Las exportaciones vascas a África despegaron a finales de los años 90, pero la crisis ha estancado las ventas en torno a mil millones anuales. Países como Marruecos o Sudáfrica buscan asentarse como las puertas comerciales del territorio.

Un reportaje de Adrián Legasa - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

África sigue siendo un continente por explorar. Quizá ya no es ese territorio desconocido y misterioso de hace unas décadas, pero a nivel económico esconde oportunidades y alimenta las expectativas de las empresas europeas y vascas. En un mercado global cada vez más saturado, Euskadi abrió las puertas del continente africano a finales de los años 90, cuando las exportaciones empezaron a crecer con fuerza empujadas sobre todo por los países más próximos como Marruecos o Argelia. Pero la crisis económica frenó en seco la expansión y en los últimos años las instituciones vascas han redoblado esfuerzos para convencer a los empresarios de que África es un buen destino para crecer.

En ese proceso se enmarca el viaje comercial realizado hace dos años por el departamento de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco a Sudáfrica, la primera economía de África con una cuarta parte del PIB total del continente. Su fortaleza industrial aumenta el atractivo para las empresas vascas y el país se sitúa ya en segundo lugar por volumen de exportaciones solo por detrás de Marruecos. El reino norteafricano, por su parte, se cuela en el top 20 de los principales destinos de los productos vascos a nivel mundial y es el otro gran punto de atención de la administración vasca.

La cercanía ha hecho que sean los países del norte los que tradicionalmente hayan copado las relaciones comerciales entre África y Euskadi. Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto acaparan el 60% de todo lo que venden en el continente las empresas vascas. Se calcula que unas 40 compañías de la CAV operan de forma regular con países africanos, destacando la venta de bienes de equipo, de productos siderúrgicos, sobre todo tubos de acero, y de vehículos y componentes de automoción. Además, otros ámbitos con margen de crecimiento y que pueden resultar atractivos para las empresas vascas son la aeronáutica y las energías renovables, como remarca el Gobierno Vasco.

Euskadi exporta a África mercancías por valor de alrededor de mil millones de euros al año, el volumen más bajo de todos los continentes a excepción de Oceanía, donde el nivel de ventas es prácticamente testimonial. Según datos del Ministerio de Industria, el año pasado las exportaciones de las empresas vascas al continente africano supusieron algo más de 946 millones de euros, casi cinco veces más que a Oceanía pero menos de la mitad de lo que colocaron en países de Asia.

Mucho más amplia es la desventaja con el continente americano, con el que Euskadi tiene desde hace muchos años relaciones comerciales muy consolidadas. Tanto las operaciones con América del Norte como con América Latina crecieron con fuerza el año pasado, moviendo en torno a 2.000 millones en el primer caso -EEUU es el tercer destino más importante para las empresas vascas y el primer país no europeo- y algo menos, unos 1.800, sumando los países de Centroamérica y América del Sur.

En cuanto a Europa, receptor principal de los productos que fabrican las empresas de la CAV con Alemania y Francia a la cabeza, las exportaciones se fueron el año pasado hasta 16.500 millones, casi tres cuartas partes del total. Para hacerse una idea de las diferencias, el volumen de ventas a Alemania multiplica por cuatro la cifra de toda África.

margen de progresión La comparativa confirma que los mercados africanos ofrecen aún mucho margen de progresión. De hecho, en los últimos años se ha producido un claro estancamiento en las relaciones comerciales coincidiendo con el inicio de la crisis económica, que afectó directamente al sector industrial y por tanto a las principales ramas exportadoras en dirección a África. Antes, y en especial a partir de finales de los años 90, el ascenso de las exportaciones al continente africano fue imparable hasta alcanzar en 2008 los 1.153 millones de euros.

Con la crisis comienza un cierto declive aunque las ventas se asientan en los mil millones de euros anuales, un nivel que, con algunos altibajos, se mantiene prácticamente constante hasta el pasado año. La recuperación económica no ha reactivado de momento los mercados africanos pese a la buena salud de la que goza el motor exportador vasco. Con todo, Euskadi vende a África casi cuatro veces más que hace veinte años.

Habrá que ver cómo afectan los nuevos aranceles de EEUU y la tensión con China en el sector siderúrgico y qué movimientos se producen en ese sentido. Tanto las administraciones públicas como las cámaras de comercio de la CAV tienen claro que África, en especial las potencias emergentes como Marruecos o Sudáfrica, puede ser una salida ante el aumento de las tensiones comerciales a nivel mundial. En el primer trimestre del año sí se registra un repunte de las exportaciones al continente, aunque es pronto para determinar cómo puede quedar el balance del ejercicio y si efectivamente las empresas han mirado al sur para suavizar los efectos del proteccionismo de Trump.

Lo que sí parece es que, más allá del norte y del sur, hay otras zonas del continente por explorar. Senegal, situado en la costa atlántica, es uno de los países que tienen cierto peso en la relación comercial entre África y Euskadi con ventas el año pasado por valor de algo más de 14 millones de euros. Muy cerca está situado Costa de Marfil, que con 26 millones de euros es el sexto destino más relevante del continente.

La Agencia Vasca de Internacionalización, integrada en la Spri, señala a los países del África Occidental como una de las ventanas abiertas en estos momentos para invertir. Los expertos remarcan que en la zona están algunos de los estados africanos más estables políticamente y que más invierten en infraestructuras y desarrollo con tasas de crecimiento claramente superiores a las de las economías europeas y un fuerte tejido industrial. Entre los destinos comerciales africanos de cierta relevancia para Euskadi pueden citarse Mauritania y Mali, Angola, Kenia o Madagascar.

Secciones